Lunes, octubre 16, 2017
Inicio > Senderos > El milenial y la economía
Senderos

El milenial y la economía

ECUADOR (O) | La economía global cuenta ya con un nuevo actor, al que algunos ven con recelo, mientras que otros piensan que es un nicho por explotar. También están quienes lo describen como un nuevo eslabón para el desarrollo.

Por: Pedro Maldonado

Tomado de Diario EL COMERCIO (O)

Estamos hablando de los milenial, aquellos jóvenes nacidos entre 1980 y el 2000. Este segmento de la población, en el Ecuador y otros países, es motivo de constantes análisis y estudios, con distintos enfoques.

En lo laboral, por ejemplo hay dudas sobre la capacidad que tendrían para integrarse a modelos de trabajo que ellos consideran obsoletos o caducos. También inquieta conocer el real interés que tendría el milenial por ser parte de un equipo de trabajo tradicional.

Los miembros de esa generación tienen nuevos paradigmas y su forma de ver el trabajo es distinta. Buscan sumar experiencia rápidamente, sin pensar en ser parte de una empresa por largos períodos.

Ecuador va conociendo poco a poco el valor que los milenial tienen en lo económico. Hay análisis que señalan que un 30% de los empleados que hoy sirven en distintas empresas pertenece a esta generación. El mayor aporte está en las ideas frescas y en la energía diferente con la que llegan.

Muchos son emprendedores natos, con ideas de negocios que difieren de generaciones anteriores, y casi siempre están apoyados en los desarrollos tecnológicos. La independencia es otra característica de este grupo. El milenial traza y recorre su propio camino bajo una filosofía: si no me equivoco, no aprendo.

Otro punto para analizar es la manera que tienen de consumir bienes y servicios. El milenial, en su mayoría, prioriza la economía verde y lo colaborativo, con todas sus aristas. Es viajero por naturaleza y valora el tiempo de ocio. Esto ya es palpable en sociedades como la estadounidense o las europeas.

El milenial representa un cambio de época y plantea un desafío para las empresas, que deben estar atentas y mirar muy de cerca a este segmento poblacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *