Martes, septiembre 19, 2017
Inicio > Senderos > A Ecuador entra quien apoye al gobierno y punto
Senderos

A Ecuador entra quien apoye al gobierno y punto

ECUADOR (O) | El impedimento de ingreso al país de la activista venezolana Lilian Tintori evitó que interviniera en la política nacional, pero el hecho dio de qué hablar a escala internacional.

Por: Santiago Villashañay

Tomado de Elturrilete.blogspot.com (O)

Lo sucedido con Lilian Tintori, en las primeras horas del miércoles 15 de marzo de este 2017, en el aeropuerto de Guayaquil, prohibiéndole ingresar a Ecuador fue una torpeza. Torpeza con la firma del gobierno. Quiso evitar que la esposa del preso político venezolano Leopoldo López cumpla con una invitación que días atrás le hiciera el candidato presidencial Guillermo Lasso.

En el gobierno debieron suponer que dejar entrar a la activista les iba a causar problemas por lo que ella pudiera decir sobre la situación que vive Venezuela con el modelo chavista que se ha impuesto por más de 15 años, desde 1999 hasta la fecha.

El escenario venezolano por estos días no evidencia nada alentador, según los reportes de la prensa internacional, y Tintori lo viene denunciando junto con la violación de derechos que sufre su marido, que paga una condena dictada en 2015, de 13 años de cárcel.

¿Será que quisieron evitar que Tintori ingrese al país para hablar de aquello y señale que Ecuador podría estar sobre los mismos pasos que Venezuela? ¿Será que pretendían evitar que cuestione al actual gobierno de Rafael Correa, en el poder desde 2007, y a su candidato presidencial Lenín Moreno?

Claro que fue por eso. Porque al Ecuador, en este tiempo de campaña electoral, solo se permite el ingreso de extranjeros que vengan con loas para el gobierno, y sus candidatos, y a denostar al opositor.

¿Cómo se evidencia eso? Pues con algo reciente. Franco Parisi, excandidato presidencial de Chile, visitó el país y en entrevista con un medio de comunicación público se refirió a asuntos relacionados con los ofrecimientos de campaña. Por un lado, cuestionó  la propuesta económica de Guillermo Lasso de eliminar impuestos y, por otro, exaltó las políticas del gobierno. Y ante ello ninguna autoridad saltó a reclamar por el proselitismo en que incurrió el ciudadano extranjero.

Obvio, no pasa nada mientras sus intervenciones estén para ensalzar a quienes, con todo derecho, pretenden extender su estadía en el poder y objeten al contrario. Es indiscutible que se mide con diferente vara. Que quienes aplican las leyes lo hacen a conveniencia y antojo.

Así las cosas, a Ecuador entra quien apoye al gobierno y punto.

Finalmente, cabe señalar que el propósito de las autoridades ecuatorianas de librarse de una posible molestia no tuvo éxito, ya que prohibir el ingreso de Tintori ha traído más comentarios y opiniones adversas, a nivel local e internacional, para el país y el gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *