Viernes, julio 28, 2017
Inicio > Destacado > Vía hundida será rellenada otra vez, pero ahora con piedras
DestacadoHorizonte

Vía hundida será rellenada otra vez, pero ahora con piedras

COTOPAXI (I) | La Mesa de Infraestructura y Medios de Vida del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) provincial se reunió la tarde de este lunes, 27 de marzo de 2017, en la Gobernación de Cotopaxi. Allí se resolvió pedir al ministro de Transporte y Obras Públicas (MTOP), Boris Córdova, que declare en emergencia la carretera Quilotoa – Chugchilán, en Sigchos, para que el Gobierno Nacional asigne dinero y se la pueda reparar “lo más antes posible”.

Por: Redacción Cotopaxinoticias.com (I)

Latacunga (Cotopaxi). En la reunión también participaron la prefecta encargada, Silvia Bravo; el presidente de la Junta Parroquial de Chugchilán, Aurelio Pastuña; y el alcalde de Sigchos, Mario Andino, con sus respectivos funcionarios.

Además, se resolvió que cuando haya una emergencia se coordine entre los gobiernos nacional, provincial, municipal y parroquial, para una respuesta rápida.

El gobernador , Fernando Suárez, convocó a una reunión del COE provincial para este viernes en La Maná, con la finalidad de evaluar cómo han actuado las instituciones. “Hasta ahora han sido efectivas”, dijo.

El Gobernador anunció que se pretende volver a rellenar la quebrada de Guangocalle.

En ese punto, la mitad del ancho de la vía se hundió la madrugada del domingo y abrió un hueco de uno 50 metros de profundidad mientras circulaba un bus de la cooperativa Iliniza. El carro cayó en el hoyo; una mujer falleció y dos hombres quedaron heridos. El vehículo no iba con pasajeros.

“No es una solución fácil porque lo degradante del terreno, lo oneroso del relleno y el tiempo que tomará (…) La idea es realizar un tratamiento integral de la vía, en algunos tramos se construirá muros de gaviones y de contención, con base en los informes de los técnicos de la Prefectura y del MTOP”, anunció a Cotopaxi Noticias la noche de este lunes.

Detalló que “en el nuevo relleno se pondrán piedras y escolleras, y, lo más importante, primero se cavará hasta que se encuentre tierra firme, y desde allí se empezará a colocar el relleno”. Acotó que “esto demandará miles de viajes de material y toneladas del mismo”.

Según el Gobernador, el ministro Boris Córdova visitó inspeccionó la vía este lunes, pero el MTOP no ha informado al respecto ni ha publicado imágenes en las redes sociales. El equipo periodístico de El Comercio estuvo hasta la tarde en el lugar y tampoco lo vio.

El domingo, Pastuña, los moradores y los transportistas denunciaron que en Guangocalle las autoridades desistieron realizar un puente y resolvieron rellenar la quebrada con arena, para abaratar la obra, y que por eso sucedió el accidente del domingo.

El bus sigue en el hueco, hay peligro de una nueva tragedia

En los técnicos del Gobierno Provincial hay preocupación. El bus sigue en la quebrada y la gente quiere sacarlo. Para extraerlo se requeriría una grúa gigante, pero el peso de esa máquina podría provocar que el resto de la calzada de la vía también se hunda, explicaron los funcionarios.

Foto: Cotopaxi Noticias, domingo 26 de marzo de 2017

Trabas legales, técnicas y económicas

Mientras se resuelve si el Ministro declara o no la emergencia en la vía y si se cuenta con el presupuesto para el nuevo relleno y la intervención en el resto de la carretera, los técnicos de la Prefectura y del MTOP tenían previsto empezar este martes a levantar información para rehabilitar el antiguo camino que une Quilotoa y Chugchilán.

Suárez aseguró que la vía antigua será rehabilitada y además ensanchada, para que por allí pasen también carros grandes. Es una carretera muy transitada también por turistas nacionales y extranjeros y cruza por una zona agrícola, que abastece de alimentos a las ciudades de la provincia.

No se especificó si la rehabilitación se realizará con maquinaria de la Prefectura o contratada.

En la Prefectura se informó  en la tarde que para que esta institución intervenga en un camino alterno a la vía Quilotoa – Chugchilán primero se debe concretar la declaratoria de emergencia por parte del Gobierno Nacional.

Explicaron que la ley obliga a que el contratista deje siempre un camino alterno al principal, y que como la Quilotoa – Chugchilán es estatal, corresponde -legalmente- a esa misma instancia ocuparse de la vía paralela.

Además, según la Prefectura, la vía aún no está entregada oficialmente al MTOP por parte de la constructora Becerra Cuesta.

Al declararse la emergencia, la ley faculta al Gobierno Nacional ha apoyar en lo que se requiera. Si se diera este caso, la Prefectura deberá retirar maquinaria de algunas zonas y movilizarla hasta Chugchilán, según informaron los funcionarios.

El COE institucional de La Prefectura se reunió este lunes en la mañana. Y el COE parroquial de Chugchilán sesionó al mediodía. Allí se planteó como primera alternativa, abrir una variante por el lado izquierdo de la actual carretera, pero para eso se necesita cruzar una montaña y la autorización de los dueños de terrenos privados para que continúe la carretera. Se indicó que Pastuña debería pedir los permisos a la gente, porque no hay dinero para comprar esos predios.

Pobladores, alejados

Diario El Comercio publicó este martes que desde el domingo, las parroquias Zumbahua, Quilotoa y Chugchilán (zona turística) están incomunicadas y deben hacer trasbordos, para sacar sus productos y llegar a sus sitios de trabajo o estudios. Son 25 comunidades.

Ellos no pueden sacar sus productos como papas, chochos, animales menores a los mercados, debido a que deben caminar 300 metros con sus productos sobre sus hombros para hacer trasbordo en el sector Guangocalle.

Por esta vía se llega a Latacunga en 90 minutos, mientras que por el tamo Sigchos – Toacaso toma tres horas. La carretera de 18,64 kilómetros fue terminada en agosto de 2015. Es tan nueva, que ni siquiera ha sido inaugurada formalmente, según confirmaron este lunes Suárez y Andino.

Al otro lado de Chugchilán, pasando Guangocalle, pocas camionetas esperan a los pasajeros para llevarlos hasta el pequeño poblado cercano a la laguna de El Quilotoa o viajar a Zumbahua y Latacunga.

Néstor Toapanta, maestro de la Escuela 24 de Octubre de la comunidad La Cocha, no pudo asistir a clases este lunes. En su vehículo llegó hasta el sector de Guangocalle pero no logró cruzar. “Es lamentable lo que ocurre en una vía nueva. No es el único sitio, hay otros en similares características. Además, hay pequeños deslaves y no se puede transitar con normalidad”, recordó.

Foto superior: La Quilotoa – Cguhchilán es una vía muy transitada también por turistas nacionales y extranjeros. Cotopaxi Noticias, domingo 26 de marzo de 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *