Martes, octubre 17, 2017
Inicio > Horizonte > Un nuevo simulacro volcánico se organiza en Cotopaxi, para el 5 de octubre
Horizonte

Un nuevo simulacro volcánico se organiza en Cotopaxi, para el 5 de octubre

COTOPAXI (I) |  “La erupción del 2015 no era chiste. Las erupciones pueden ser más grandes. Es crítico (urgente) prepararse para una erupción más grande del volcán (Cotopaxi), utilizando los nuevos mapas de riesgos (actualizados)”. Esta advertencia la realizó la vulcanóloga del Instituto Geofísico (IG) Patricia Mothes, durante el conversatorio con la población realizado por la Secretaría Nacional de Riesgos (SGR) en Latacunga, el martes de esta semana (5 de septiembre de 2017), al que acudieron pocas autoridades y pocos pobladores.

Por: Redacción Cotopaxinoticias.com (I)

Latacunga (Cotopaxi). La directora del IG, Alexandra Alvarado, explicó que el evento se desarrolló para que se retome la capacitación y comunicación hacia la comunidad y, sobretodo, para recordar los errores y los aciertos de las autoridades y de la población durante la erupción de hace dos años.

“El volcán no ha terminado su actividad, recién es el inicio y es posible que en los próximos años tengamos otros episodios eruptivos. La población debe saberlo y empezar a trabajar en cómo mitigar el efecto de una posible erupción futura“, detalló.

Mothes reiteró que el magma (lava), que se encontraba a 12 kilómetros de profundidad, subió y se quedó a tres kilómetros de la superficie, pero que la sexta parte si ascendió hasta el borde del cráter. Esto no deja de sorprenderla.

Con estas características, no sabemos por qué no erupcionó (fuerte). Tal vez fue porque no era mucho volumen (de lava) o porque (la lava) no encontró el conducto adecuado”, comentó.

La directora del IG señala entre lo negativo del proceso de 2015, que no haya habido “información efectiva” y que aquello haya permitido rumores.

Había momentos en que no era necesario evacuar (…) Hubo acciones desmedidas”, dijo.

El 15 de agosto de 2015, un día después de iniciado el proceso eruptivo, el entonces gobernador de la provincia, Fernando Suárez, anunció la bajada de lahares (fujos de lodo y escombros) y ordenó la evacuación de las riberas del Cutuchi. Sin embargo, toda la ciudad se conmocionó y el evento anunciado no ocurrió.

Por ello, Alvarado indicó que ahora se buscará reducir el desconocimiento de la población, para que entre otros aspectos, sepa que los efectos eruptivos no son los mismos en toda la zona de influencia del volcán. “La gente debe identificar cuándo evacuar y cuándo no”.

Enfatizó en que hay que aprovechar la calma del Cotopaxi para reforzar la preparación. “Ahora hay tiempo”.

 

Entre lo positivo, destacó la articulación de una red de comunicación entre entidades estatales y de estas con la población, “que nos permitió conocernos a todos“, y el reforzamiento del monitoreo del Cotopaxi con la colocación de más equipos e instrumentos.

A excepción de la  leve emisión de gases, el Cotopaxi “está bastante tranquilo”, ha vuelto a las condiciones “normales” de sismicidad y deformación.

Alvarado sostiene que la posibilidad de una erupción fuerte no debe causar miedo en los pobladores, sino motivarlos a estar preparados. Carlos Hidalgo, funcionario de la SGR, dijo que la mejor manera es capacitarse y ejercitarse dentro de los simulacros.

Por ello, el jefe político del cantón Latacunga, Marco Romero, y la coordinadora zonal de la SGR, Patricia Larrea, anunciaron que se prepara un nuevo simulacro provincial, esta vez para el 5 de octubre, aunque la fecha está por ratificarse.

El barrio El Calvario de Latacunga narró su experiencia de barrio acogiente. Es el único. Su presidenta, Gladys Betancourt, hizo notar que en los dos últimos simulacros la mayoría de los habitantes ya no participó y sugirió al Ministerio de Educación motivar a la población a través de los estudiantes.

Betacourt también resaltó que las sirenas del Sistema de Alerta Temprana (SAT) ubicadas en el barrio El Calvario no son claras y que en lugar de ayudar generan ruido y molestias a quienes llegan a esta zona de seguridad durante los simulacros. “Hacen sonarlas cuando quieren, se escucha que están jugando”, dijo en alusión al Municipio. El director municipal de Seguridad Ciudadana, Carlos Vivas, dijo que no es cierto.

Guías turísticos de montaña exigieron que se reabra el paso hacia la cumbre del volcán, los bomberos pidieron que se les detalle el plan de contingencia ante una eventual erupción ahora que se reinició las clases y también que se explique por qué aún no se ha repartido en versión digital os mapas de riesgos volcánicos del Cotopaxi actualizados el año anterior por el IG.

Ninguna de esas inquietudes tuvo respuestas concretas por parte de la SGR ni del resto de autoridades. Incluso, el propio Jefe Político, en representación de la Gobernación, pidió que se busque experiencias en otros países, para que se reabra el paso hacia la cumbre con medidas de seguridad.

Romero también dijo que no entiende por qué no funciona el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) provincial “pese a tener todas las herramientas actualizadas”. Ese organismo es convocado y presidido por el Gobernador, pero la asesoría técnica está a cargo de la SGR.

Además, el funcionario anunció que el gobernador Héctor González gestiona estos días para que la SGR instale una oficina técnica en la provincia.

La coordinadora zonal de la SGR, Patricia Larrea, respondió que el paso hacia la cumbre está en análisis de varios ministerios, por el riesgo de los gases. Hace dos meses esa institución autorizó el ascenso, pero el Ministerio del Ambiente (MAE) no lo permitió.

Larrea señaló también que la SGR dará asistencia técnica en todas las provincias.

Aunque ningún asistente lo planteó en la charla, la noche anterior circuló en redes sociales la preocupación de los habitantes de Latacunga ubicados en zona de riesgo de Lahares (más del 70% de la urbe) por la prohibición municipal para construcciones en esas áreas.

A ellos y a los guías les preocupa el impacto económico de las prohibiciones.

La directora del IG, Alexandra Alvarado, señaló que es imprescindible que no se permita más asentamientos humanos en las zonas de riesgos, pero reconoció que es difícil propiciar la reubicación de los actuales habitantes.

Por ello, planteó que se busquen alternativas, como posibles pólizas de seguros para los bienes materiales privados, con la finalidad de que las pérdidas económicas no sean altas en caso de una eventual erupción.

 

Raúl Arias, representante de un colectivo de comerciantes, recordó la propuesta del vulcanólogo de la Escuela Politécnica Nacional, Teófilo Toulkeridis, de construir paredes en las faldas del volcán, que, según planteó, podrían retener los lahares.

La vulcanóloga del IG Patricia Mothes informó que la organización no gubernamental japonesa JICA, experta en volcanes, visitó las laderas del Cotopaxi y determinó que los muros propuestos pro Toulkeridis sirven solamente en volcanes pequeños.

“Los lahares del Cotopaxi son los más comentados del mundo, han ingresado al océano Pacífico y han pasado Puyo. No se puede minimizar su impacto pese a que el glaciar se ha reducido a 10.5 metros cúbicos de los 23 metros cúbicos que había en el año 1963. Los flujos se estancarían y luego se desbordarían con mayor velocidad (…) Lo que sí hay es canteras vacías, como en el sector de San Joaquín (El Chasqui) que podrían ayudar“, explicó Mothes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *