Martes, mayo 23, 2017
Inicio > Destacado > Teatro a ciegas en Latacunga el viernes 5 de mayo
DestacadoRefugio

Teatro a ciegas en Latacunga el viernes 5 de mayo

LATACUNGA (F) | El público asistirá vendado los ojos. La obra será presentada por el colectivo cultural Cofundamiento en el teatro de la Casa de la Cultura de Cotopaxi a las 19:00.

Por: Redacción Cotopaxinoticias.com (F)

Latacunga (Cotopaxi). El Corazón Delator (ECD) es una adaptación de la obra literaria de Edgar Allan Poe (1843) en el formato de Teatro a Ciegas con la filosofía de Cofundamiento.

Se relata la historia de Alberto, un enfermero a cargo del retirado coronel Mantilla. Se llevaban muy bien, casi como una relación padre-hijo. Pero Alberto nunca pudo soportar el ojo de vidrio que tenía el coronel. Situación que le lleva a hacer atrocidades que nunca se hubiera imaginado, y lo convierten en un personaje siniestro y abandonado en la oscuridad de la casa del coronel por el resto de su vida.

Según Cofundamiento, ECD fue escogida para ser puesta en un nuevo contexto, quizás antes no llevado a cabo.

“El cine y la televisión han explotado, no siempre con fortuna, lo que Poe tiene de misterioso y hasta terrorífico, muchas veces dejando incluso de lado la intensidad, el pulso y la vivencia de sus personajes tal y como él los narró”, señaló el colectivo mediante comunicado de prensa.

“Este es un nuevo intento de Cofundamiento de ir un poco más allá, prescindiendo de la visión para dar paso al sentir, que es más complicado pero a la vez más real”.

Vendados sus ojos, las personas son motivadas a percibir la realidad de otra forma, con otra magnitud. Cada individuo percibirá los sucesos de la obra desde un punto de vista distinto, los sonidos, música en vivo y su propia imaginación serán sus únicas guías sobre lo que está pasando.

Esta es una obra inclusiva, no hay nada que ver, solo sentir. El espectador será parte del universo de la historia, no solo escuchándola desde su silla, sino como un participante arriesgado, inmerso en la historia y no un mero espectador en la seguridad de cerrar un libro o cambiar de página, ni tampoco escuchando una radionovela.

This slideshow requires JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *