Lunes, abril 23, 2018
Inicio > Horizonte > “Si dice que ha pedido que me remuevan, eso significaría tráfico de influencias y abuso de poder”
Horizonte

“Si dice que ha pedido que me remuevan, eso significaría tráfico de influencias y abuso de poder”

COTOPAXI (I) | Al exdirector provincial del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) de Cotopaxi, Luis Lagla, le molestaron las declaraciones que dio el jueves de esta semana el gobernador de la provincia, Héctor González, al anunciar la designación de Diego Chávez como nuevo titular del MIES en la provincia.

Por: Redacción Cotopaxinoticias.com (I)

Latacunga (Cotopaxi). Durante una entrevista en vivo en Radio Municipal de Latacunga, el Gobernador reveló que fue él quien solicitó a la nueva ministra, Berenice Cordero, que remueva a Lagla porque -según afirmó- utilizaba las actividades oficiales del MIES para realizar proselitismo político a favor del movimiento político Fuerza Compromiso Social (FCS) del exministro Iván Espinel. También aseguró que pese a ser cotopaxense residía en Quito.

 

Lagla se acercó a la redacción de Cotopaxi Noticias este viernes, 5 de enero de 2018, y aseveró que no fue removido, sino que su salida se debió al cambio de ministro. Y aseveró que de ser cierto que González habría pedido su remoción, aquello significaría un presunto delito de tráfico de influencias y abuso de poder por parte del Gobernador.

A criterio de Lagla, las declaraciones del Gobernador intentan justificar la designación de una persona “se su confianza” para sucederlo en la dirección Provincial del MIES.

El exdirector también afirma que nunca realizó proselitismo político a favor de su partido, Fuerza Compromiso Social (FCS), durante los seis meses que permaneció al frente del MIES de Cotopaxi.

Lagla, quien en febrero de 2017 fue candidato a asambleísta provincial de Cotopaxi por ese partido no descarta candidatizarse para las elecciones seccionales del año 2019 y presume que por eso el Gobernador tuvo “celos” políticos, pues cree que González también estaría tras de una candidatura.

USD 34 millones anuales en beneficio de 60 mil personas

Lagla asegura que fue él quien visibilizó el monto de la inversión anual que realiza el MIES en la provincia y que aquello permitió que el Gobernador se de cuenta de la importancia de estar frente a esa institución.

El exdirector reveló que el MIES gasta anualmente en Cotopaxi alrededor de USD 34 millones en beneficio de alrededor de 60 mil personas.

De ese monto; se destina USD 26’100.000 a pagar el bono de desarrollo humano a 43.336 personas.

Se destinan USD 900.000 a financiar el 80% de los 17 centros infantiles del “buen vivir” (CIBV). El 20% restante los financias las contrapartes que los administran, ya sean municipios, juntas parroquiales u organizaciones no gubernamentales (ONG).

Con los USD 34 millones también se financias 67 centros Creciendo con Nuestros Hijos (CNH), que dan estimulación temprana a niños de entre 123 y 36 meses de edad.

Se destinan USD 615.000 a financiar la atención a 2.470 adultos mayores a través de asilos y casas de acogidas manejadas por los municipios, juntas parroquiales y ONG.

También se invierte USD 795.000 en el financiamiento de 14 centros de atención a personas vulnerables: 2 contra la mendicidad, 10 para la erradicación infantil y dos de acogimiento institucional. Todos juntos atienden a 755 niños y adolescentes.

Se financia USD 395.000 en la atención a 990 personas con discapacidad de 33 sectores de la provincia y se destina USD 1’050.000 al pago del bono Joaquín Gallegos Lara a 990 personas con discapacidad extrema.

La población joven disminuye y aumenta la de adultos mayores

Lagla aseguró que todos los CIBV quedaron abiertos y atendiendo a excepción de algunos de Sigchos, Latacunga y Pangua que se cerraron temporalmente por falta de niños hasta que surgan nuevamente la demanda.

Además, aseguró que las transferencias del MIES a las instituciones que administran los CIBV quedaron al día, a excepción de los que no presentaron a tiempo los documentos para el trámite.

Lagla alertó que un estudio realizado por los técnicos del MIES reveló que en zonas rurales de Sigchos y Pujilí hay menos niños debido a que sus familias han emigrado por falta de oportunidades hacia Quito, Latacunga, Ambato y Guayaquil, y que solamente queda la población adulta mayor.

Por ello, considera que el MIES debe reenfocar sus servicios en sectores como Guangaje, Chugchilán, Sigchos y Zumbahua, enfocados a los adultos mayores como prioridad sobre los niños, porque la demanda de la población infantil es menor (sin descuidarla).

Como ejemplo citó que en Guayama, comunidad de Sigchos, se construyó un CIBV “emblemático” con capacidad para 100 niños, pero que solo había 20 infantes. “Tuvimos que hacer un milagro para que no cierre (…) Es un elefante blanco”, dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *