Viernes, julio 28, 2017
Inicio > Planicie > Que los alimentos del campo no falten en las mesas también depende de los asambleístas
Planicie

Que los alimentos del campo no falten en las mesas también depende de los asambleístas

COTOPAXI (I) | Atender las condiciones para la agricultura y ganadería es indispensable no solo para mejorar la situación económica de los campesinos, sino también para garantizar que no falte comida en la ciudad y en el sector rural. Es lo que los técnicos llaman “seguridad” o “soberanía alimentaria”. Lo explicó Rosa Rodríguez, representante de la organización no gubernamental Heifer en Ecuador.

Por: Redacción Cotopaxinoticias.com (I)

Latacunga (Cotopaxi). El propio Gobierno Nacional ha reconocido que ha faltado apoyo al agro. La situación se complica por la escasez de agua (según han revelado la Prefectura y la Senagua) y el cambio climático. Este último factor ha ocasionado, por ejemplo, que en Cotopaxi se hayan perdido las siembras realizadas en septiembre y octubre de 2016, meses tradicionales para sembrar.

La ausencia de lluvias, en un inicio, y luego las heladas y las granizadas destruyeron las plantas. El Magap confirmó en febrero esa información. A eso se suma el bajo precio de la leche debido a una sobreproducción, según los industriales, mientras que los campesinos aducen que en las fábricas se la está reemplazando por suero y leche en polvo importada.

Los pequeños agricultores también temen que el Acuerdo Comercial Multipartes con la Unión Europea los perjudique, al permitir que entren al Ecuador productos a menor precio debido a la exoneración de impuestos.

En el tema de la leche, la representante de Heifer considera que se debe propiciar la organización de los productores. Resaltó como ejemplo, los beneficios que ha conseguido la Red Lechera en Latacunga, Salcedo y otros cantones, propiciada por esa ONG y la Prefectura de Cotopaxi.

Al asociarse en esa red, los dueños de las vacas han conseguido que las fábricas tengan que compararles la leche al precio justo, ya que los campesinos se pusieron de acuerdo para negociar en grupo y no individualmente.

Además, han logrado gestionar capacitación y donaciones de maquinaria, tanto por parte de las instituciones estatales como de las ONG, y con eso han montado centros de acopio para conservar el producto y fábricas pequeñas para elaborar quesos, yogurt, helados y otros alimentos con valor agregado.

En el tema agrícola, Rosa Rodríguez, resaltó que la mayoría de asambleístas han elaborado leyes que favorecen a la agroindustria, es decir a los productores de brócoli y de otros productos de exportación. Aclaró que esas actividades son importantes, porque la exportación permite el ingreso de dólares al país, pero destacó que alimentación de quienes viven en el país depende básicamente de la pequeña agricultura.

Rodríguez afirmó que el 99% de los pequeños agricultores accede únicamente al 2% del agua de riego. Y explicó que el riego es fundamental para aumentar la producción de alimentos y que mientras más comida haya mejor se garantizará el abastecimiento a los habitantes del país.

Por ello, considera que los nuevos asambleístas deben promover leyes que permitan ampliar la cobertura de riego, emitir créditos a bajo interés y a largo plazo para los pequeños agricultores y sobre todo que faciliten a los campesinos la venta de sus productos y la generación de cultivos orgánicos, libres de químicos, que además sean baratos, “para que no los puedan comprar solamente quienes tienen bastante dinero”.

Detalló que las leyes actuales que obligan a que al menos el 10% de las compras de alimentos que realiza el Estado se las adquiera a los pequeños campesinos, no se cumplen, porque contemplan trámites y requisitos complejos. “Hay que reformarlas y simplificarlas”, señaló.

Sostiene que tampoco se cumple la ley que obliga a los supermercados a abastecer sus locales con al menos 10% de productos comprados a los pequeños productores. Esto, porque “la ley deja la puerta abierta para que esos empresarios digan que no hay ofertas de pequeños productores en la zona y llenen ese 10% con productos de otros proveedores”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *