Viernes, noviembre 17, 2017
Inicio > Destacado > Muere un educador y un ícono de la radiodifusión
DestacadoHorizonte

Muere un educador y un ícono de la radiodifusión

SAQUISILÍ (I) | En Saquisilí hay el convencimiento de que no hay rincón del Ecuador donde no viva un saquisilense. Los habitantes de este cantón de Cotopaxi se caracterizan por su dedicación al comercio. Sus antepasados emigraron hacia las cuatro regiones del país para expandir su actividad comercial. Allí surgió la necesidad de mantener comunicados a los que se fueron y a los que se quedaron.  Allí surgió también la iniciativa de las radioemisoras La Voz de Saquisilí y Libertador, en onda corta y amplitud modulada.

Por: Redacción Cotopaxinoticias.com (I)

Latacunga (Cotopaxi). Al frente de esas emisoras estuvo el maestro de escuela Arturo Mena Herrera.

Este saquisilense, enamorado de su tierra, de su gente y de la vocación de servir a los demás, aprovechó que las ondas de sus radios atravesaban fácilmente las montañas, el agua y el aire, para enviar mensajes musicales y comunicados a sus coterráneos de Sierra, Costa, Amazonía y Galápagos. Y de vez en cuando para a través del teléfono recibir respuestas y difundirlas a los familiares que vivían en Saquisillí. Fue la voz que unió a los saquisilenses ausentes y presentes.

La comunicación en esos tiempos era dificultosa por la falta de tecnología y las distancias.

Arturo Mena Herrera alegraba a los que estaban lejos y a los de cerca. Sus conversaciones en el micrófono, los discos de música nacional que ponía a sonar y sus ocurrencias no solo se escuchaban en los radio receptores de sus oyentes, sino también en los parlantes que siempre permanecieron colgados en el balcón de su casa, frente a la cabina de locución, para que escuchen quienes pasaban por la calle 24 de Mayo y por la plaza Gran Colombia.

“Venga, venga, venga a bailar con la Virgen de El Quinche”, decía cuando invitaba a las tradicionales celebraciones de febrero en Saquisilí. “Ya regresamos, nos vamos a un corte, a un corte de hierba”, anunciaba y la radio quedaba en silencio mientras Don Arturo iba a ayudar a su esposa a cuidar los animales.

“Atento Edwin, atento Edwin: RTA, RTA en la terraza, se acerca la lluvia”, alertaba desde el micrófono al mayor de sus hijos varones. Los oyentes se preguntaban ¿Qué será lo que le dice? Debe ser siglas técnicas de la radiodifusión, se contestaban quienes lo escuchaban. Pero en realidad lo que quería decir era “ropa tendida en el alambre”, para que su hijo la retire y evite que se moje.

Arturo Mena Herrera era un maestro y un comunicador a carta cabal. La alegría, la amistad y el ánimo que predicaba en el micrófono las practicaba en su vida cotidiana. Vivía alegre, saludaba a todos, tenía amigos por donde iba y eso lo transmitía y lo irradiaba a través de la radio que la conservó hasta el año anterior, en que devolvió las frecuencias al Estado, para descansar.

Sus hijos Edwin y Byron transmitían en vivo el desfile de la confraternidad saquisilense cada año en las fiestas de febrero en honor a la Virgen de Quinche. Ese evento coincidía con la fecha de fundación de las radios y Don Arturo disfrutaba emocionado las muestras de afecto que le daban quienes pasaban frente a la vereda donde estaban los micrófonos y desde donde se realizaba la transmisión en medio de la gente, gente a la que este radiodifusor le dedicó su vida.

El profesor y radiodifusor Arturo Mena Herrera falleció este domingo, 23 de julio de 2017, en Quito, a sus 87 años de edad. Estuvo enfermo un mes en Saquisilí y otro en la capital de la República, desde que le dio trombosis. Ayer tuvo una recaída que terminó con su vida. Sus restos mortales reciben velación en el Municipio del cantón (foto); su sepelio se efectuará este martes, a las 14:000.

3 thoughts on “Muere un educador y un ícono de la radiodifusión

  1. RAFAEL JACHO CAJAS

    SENTIDO PESAME POR LA PERDIDA DE UN ICONO DE LA RADIOFUCION DE LA PROVINCIA DE COTOPAXI

  2. Carlos Defaz

    Me acojo al dolor inmenso a sus familiares en especial a la Sra. Aida Mena Herrera, hermana de quien en vida fue una persona que motivaba a los jóvenes personalmente y por medio de sus micrófonos,a seguir prosperando, deponiendo cualquier situación económica, es un vacío que nunca se puede llenar es un mandato de Dios ,vendrá la conformidad,un abrazo a todos quienes por este medio compartimos tal irreparable perdida.

  3. Francisco Oña

    Una gran pérdida, para la radiodifusión y mas aún para el pueblo de Saquisilí, que descanse en paz y que su voz retumbe “DESDE EL CARCHI AL MACARÁ Y DEL GRAN PACÍFICO AL AMAZONAS” como el solía decirlo. Dios lo tenga en su gloria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *