Miércoles, julio 26, 2017
Inicio > Senderos > ‘Milagro económico’ de Correa en Ecuador era en realidad una farsa monumental
Senderos

‘Milagro económico’ de Correa en Ecuador era en realidad una farsa monumental

ECUADOR (O) | Si el candidato opositor de Ecuador, Guillermo Lasso, gana la segunda vuelta del 2 de abril y se convierte en el próximo presidente de su país, la mayoría de los ecuatorianos pronto se darán cuenta de que el presunto “milagro económico” del presidente saliente Rafael Correa de los últimos 10 años fue una farsa monumental.

Por: Andrés Oppenheimer

Tomado de MIAMI HERALD.com (O)

De hecho, el gobierno de Correa debería convertirse en un caso de mal manejo económico que debería enseñarse en las escuelas de negocios de toda América Latina. Se debe pedir a los estudiantes que miren el desempeño económico de Ecuador y su éxito en la reducción de la pobreza bajo la “revolución” populista de Correa, y la comparen con la vecina Perú.

Descubrirán rápidamente que, si bien en los últimos años ambos países -como gran parte del resto de América del Sur- se beneficiaron del mayor auge de los precios de las materias primas en la historia reciente, el Perú lo hizo mucho mejor que el Ecuador. Y lo hizo en silencio, sin un demagogo que se pelea con casi todo el mundo y ataca la libertad de expresión.

El Banco Mundial proyecta que la economía de Ecuador caerá un 2,9 por ciento este año, el peor desempeño económico de la región después de Venezuela.

José Hidalgo, director de la firma de investigación económica CORDES de Ecuador, dice que la mayor diferencia entre los dos países es que mientras Perú ha acogido con beneplácito inversiones y ahorrado para los días lluviosos, el Ecuador de Correa hizo una fiesta populista que dejó el país quebrado.

Bajo el gobierno de Correa, Ecuador fue el país sudamericano que más aumentó el gasto público durante los años del boom petrolero, dice Hidalgo.

El gasto público creció de 25 por ciento del producto interno bruto a 44 por ciento. El número de empleados públicos creció, y el gobierno pasó de tener 15 ministros antes de Correa a 30 ministros en la actualidad, dijo.

Y durante ese período, Correa golpeó a las empresas privadas con cientos de regulaciones y más de 20 reformas fiscales, sembrando una creciente confusión y asustando a las inversiones privadas.

Sí, Correa construyó carreteras y escuelas, pero estaba más centrado en hacer que le tomen sus fotos en la inauguración de obras públicas que en sentar las bases para el crecimiento a largo plazo. Perú también ha construido caminos y escuelas y, a diferencia de Ecuador, podrá continuar haciéndolo.

Por último, Correa ha sido uno de los principales censores de los medios en América Latina. Según una ley de comunicaciones 2013 propuesta por Correa, la Supercom, una nueva oficina reguladora de los medios de comunicación, ha dictado sanciones en más de 300 casos contra medios de comunicación y varios periodistas han sido exiliados por la fuerza, según Freedom House y otros grupos de defensa de los derechos humanos.

Mi opinión: Correa desperdició la mayor oportunidad de Ecuador en la memoria reciente para crear prosperidad a largo plazo en su país. Su pseudo-revolución narcisista-leninista fue mucho menos efectiva en la reducción de la pobreza que el vecino Perú, con sus predecibles gobiernos, a menudo aburridos, favorables al mercado. Los datos comparativos entre estos dos países vecinos deben ser de lectura obligatoria en todas las universidades latinoamericanas.

Foto: Rafael Correa se reunió con la prensa extranjera en Quito el miércoles, 22 de febrero de 2017, después de las elecciones generales. Dolores Ochoa AP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *