Martes, diciembre 12, 2017
Inicio > Ladera > Los tungurahuenses se llevaron los trofeos en la carrera de coches de madera en Salcedo
Ladera

Los tungurahuenses se llevaron los trofeos en la carrera de coches de madera en Salcedo

SALCEDO (D) | El “coche de madera” de los salcedenses Francisco Lobato y Henry Clavijo se viró a la altura de la ‘vuelta de los tanques’ y quedaron fuera de la competencia. Se rompió el eje (chumacera) de una de las llantas izquierdas. Fue con suerte, porque cuando aquello sucede, generalmente la rueda se desprende y las consecuencias pueden ser graves si están en una bajada muy pronunciada. Un accidente similar ocurrió metros abajo, cerca de la iglesia de Anchiliví; la llanta voló pero el piloto y copiloto resultaron con heridas leves y fueron atendidos por una ambulancia.

Por: Redacción Cotopaxinoticias.com (D)

Salcedo (Cotopaxi). Pese a los riesgos, las “carreras de coches de madera”, que en su mayoría ahora son de metal, apasionan a Francisco y Henry. “La adrenalina se siente más en el corazón”, dijo el primero. “Sientes que te sube la adrenalina a la cabeza y quieres correr más”, acotó el segundo. Ellos aprendieron la afición de sus familiares y vecinos y la consideran una tradición.

 

Preparan el vehículo por lo menos dos mese antes, “para que el coche no se desarme en plena carrera”. La clave es tener buen material para carrocería y las llantas, un buen carpintero o metalmecánico para la aerodinámica, un buen pintor y un mecánico experto para el acople de la dirección y los frenos.

 

El estado físico, especialmente del copiloto, es vital, contó Francisco, quien ejerce esa tarea. “En las cuestas se debe empujar el carro y en las bajadas se debe tener la habilidad para inclinarse al mismo lado del piloto, porque si no, te viras”.

Henry relató que cuando el coche desarrolla velocidad es difícil controlarlo y que los accidentes se producen cuando se abusa de la velocidad. El reconocimiento previo de la pista es indispensable.

 

En la competencia efectuada este sábado, 2 de septiembre de 2017, hubo tres percances, todos “con felicidad”. En uno, ya dentro de la ciudad, el lastimado fue un perro que se cruzó; quedó golpeado, los policías lo rescataron y lo dejaron en las oficinas de la cooperativa de ahorro y crédito Fray Manuel Salcedo, organizadora del evento, para que se encargue de la curación de la mascota.

Esta pareja no es la única que siente pasión por este deporte. Cada vez aumentan. Este año hubo más de 100 duplas de corredores pese que la distancia aumentó a 15 kilómetros, desde Cumbijín (parte oriental) hasta el parque central del cantón y pese a que la ruta es una bajada constante y llena de curvas. Antes la partida era Chambapongo.

Según los organizadores, este año se registró el doble de concursantes y de público. “A veces hay gente imprudente que se cruza y puede causar accidentes”, alertó Henry Clavijo.

This slideshow requires JavaScript.

Esta carrera se mantiene desde hace 11 años y la única vez que se suspendió fue en el año 2015 por la reactivación del volcán Cotopaxi. Se ha convertido en regional. Este año, Tungurahua se alzó con 14 trofeos, Cotopaxi con 4, Pichincha con 2 y Bolívar con 1.

Ambato y Pelileo (incluido Huambaló)se llevaron cinco trofeos cada uno, Baños 4, Salcedo 3, Quito 2 y Pujilí y Guaranda 1.

Las categorías tradicionales llanta grande y llanta pequeña son las únicas donde se puede apreciar los clásicos coches de madera. En las de llanta inflada (con aire) y fuerza libre (llantas de madera macizas), los vehículos son de metal.

Este año se sumaron en gran cantidad los drift trike (triciclos de derrape). Esta categoría apenas registró tres participantes en 2016, pero ahora existe toda una escudería en el cantón Salcedo. A diferencia de los coches, aquí solo compite una personas. La forma de conducir es distinta; en las bajadas, el piloto se acuesta hacia atrás, para ganar velocidad. Cuando está parado, el viento choca contra la persona y la velocidad disminuye. Esta categoría corrió desde Chambapongo.

Francisco y Henry se lamentaron no haber terminado la carrera, pero recordaron que este año ganaron la competencia en la parroquia Mullinquindil Santa Ana, en el oriente de Salcedo, y esperan tener éxito en el 2019 en el evento principal del cantón. Estos jóvenes de 17 años de edad compiten desde hace tres años, siempre juntos.

En la premiación se realizó un reconocimiento a Víctor López, el primer corredor de coches de madera de Salcedo, que se mantiene vigente, desde hace 11 años.

LLANTA INFLADA 1: Edwin López y Galo Basantes, Ambato. 2: Byron Jiménez y Gabriel Alvear, Pujilí. 3: Luis Chacha y Jonathan López, Quito.
FUERZA LIBRE 1: Danilo Valle y William Valle, Huambaló. 2: Diego Pillapa y Luis Galána, Pelileo. 3: Marco Guachambala y Jhon Villafuerte, Baños.
TRADICIONAL LLANTA GRANDE 1: Edwin Tite y Adrian Lata, Pelileo. 2: Alex Tubón y Bryan Caiza, Pelileo. 3: Marcelo Cando y Mauricio Cando, Pelileo.
TRADICIONAL LLANTA PEQUEÑA 1: Erika Chacha y Alex Collahuazo, Quito. 2: José Correa y Xavier Correa, Salcedo. 3: Bryan tonato y Jonathan Sánchez, Guaranda.
DRIFT TRIKE KARTING 1: Jim Solís, Ambato. 2: Diego Yanchaliquín, Ambato. 3: Álvaro Saltos, Ambato.
DRIFT TRIKE CARRETILLA ADULTOS 1: Andrés Flores, Ambato. 2: Esteban Amores, Salcedo. 3: Sebastián Amores, Salcedo.
DRIFT TRIKE CARRETILLA NIÑOS 1: Steve Acosta, Baños. 2: Juan Carlos Paredes, Baños. 3: Antony Rojas, Baños.
Nancy Cruz, gerente de la cooperativa Fray Manuel Salcedo, entrega una plaza de reconocimiento a Víctor López, el primer corredor de coches de madera de Salcedo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *