Miércoles, diciembre 13, 2017
Inicio > Horizonte > Los bomberos también necesitan agua, para el cansancio
Horizonte

Los bomberos también necesitan agua, para el cansancio

LATACUNGA URBANA (I) | Los casaca roja de Latacunga se tomaron apenas 3 horas del martes, 10 de octubre de 2017, para celebrar el Día del Bombero Ecuatoriano. Durante la ceremonia la institución reconoció al personal más antiguo y ascendió de grado a 11 rescatistas, que aprobaron cursos especializados.

Por: Redacción Cotopaxinoticias.com (I)

Latacunga (Cotopaxi). La celebración fue corta porque tuvieron que retomar inmediatamente el intenso trabajo de abastecer de agua con sus tanqueros a los 15 barrios del occidente urbano que se quedaron sin el líquido vital debido a dificultades municipales en la reubicación de la tubería del agua potable en San Felipe para la construcción del paso vehicular deprimido en “El Molinero”.

Foto: Cuerpo de Bomberos de Latacunga

La tarea empezó el lunes y continuaba hasta este jueves. El comandante del Cuerpo de Bomberos de Latacunga, Fernando Chiluisa, resaltó que el abastecimiento de agua no es una función específica de esta institución, pero que el personal lo realiza con agrado por su vocación de servicio.

Eso sí, Chiluisa pidió a la población paciencia. “Hay esquinas en las que no nos quieren dejar ir mientras en la otra ya hay otro grupo de habitantes esperándonos. Realizamos los viajes que sean necesarios y trabajamos hasta la medianoche sin favorecer a nadie en particular”, relató este jueves.

 

Llevan agua desde los hidrantes del centro de la ciudad. Los tres tanqueros de la institución no fueron suficientes especialmente el lunes, que por ser feriado ocasionó mayor demanda del líquido debido a que la gente se encontraba en sus viviendas. Para complementar el servicio pidieron ayuda de los bomberos de Saquisilí y Salcedo.

La labor de abastecer de agua al occidente urbano no paralizó el resto de servicios. “Nuestro personal estuvo listo para salir en las ambulancias o motobambas si es que se hubiesen presentado emergencias. No hubo, solo traslados de personas heridas en accidentes domésticos”, señaló.

Chiluisa informó que la carga de trabajo del Cuerpo de Bomberos no se ha incrementado ni se ha disminuido desde que pasó a ser parte del Municipio y que aquello agilizó los trámites burocráticos debido a que antes tenían que gestionarlos ante la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SGR), primero en Quito y luego en Guayaquil. Ahora se los realiza en Latacunga.

Así como se llama a la Policía Nacional para toda emergencia delincuencial, la población acude a los bomberos para todo lo relacionado con desastres naturales y accidentes. Los accidentes de tránsito y los incendios forestales son lo que más demanda sus auxilios.

Hasta la vida de los “borrachitos” que se quedan dormidos en las aceras depende de los bomberos, pues si se quedan mal acostados pueden asfixiarse, explicó Chiluisa. Y no quedan a un lado el pedido de auxilio para rescatar a mascotas que quedan atrapadas en los techos, árboles, hoyos u otros espacios.

El Comandante agradece “a Dios” por la protección a su personal mientras salen a velocidad en las motobombas o ambulancias hacia las emergencias. “Esto acarrea riesgo de accidentes de tránsito porque hay conductores particulares que no respetan las sirenas; hasta ahora todo ha salido bien”.

Ahora alista un nuevo convenio de capacitación para el personal con la Academia de Bomberos.

El Cuerpo de Bomberos de Latacunga tiene 33 rescatistas y espera contar con unos 20 más; la contratación se realizará el próximo año. “Nos hace falta personal sobre todo en horas pico y por temporadas (…) Debería haber un bombero por cada 1.000 habitantes”, explicó Chiluisa.

El Municipio colocó en 2014 la primera piedra en Las Bethlemitas para el nuevo cuartel de Bomberos, pero el plazo establecido culminó sin que se levante la edificación y el convenio terminó.

Ahora el Cabildo devolverá los USD 500.000 dólares que puso la institución bomberil, descontando lo que se gastó en los estudios para la nivelación del suelo y de otros aspectos, y el Cuerpo de Bomberos adjudicará directamente la obra.

La meta de Chiluisa es también construir un cuartel y un centro de capacitación regional en el paso lateral de Latacunga y señaló que para ello ha empezado conversaciones con la Prefectura para la donación de un terreno en ese sector.

Así se descentralizaría el cuartel en el centro, sur y occidente de la ciudad.

Para el próximo año la institución contratará a una psicóloga, que trate el estrés que enfrentan los bomberos en cada emergencia, en especial en los accidentes de tránsito cuyas escenas de heridos y fallecidos impactan a los socorristas. También contarán con el servicio de una médico voluntaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *