Viernes, abril 20, 2018
Inicio > Planicie > La violencia entre hombre y mujer (de género) se la puede prevenir también desde el deporte
Planicie

La violencia entre hombre y mujer (de género) se la puede prevenir también desde el deporte

COTOPAXI (F) | Una de las estrategias en Estados Unidos para combatir la violencia de género, en especial contra las mujeres y la agresión sexual, es encargar a los entrenadores deportivos la tarea de generar comportamientos “saludables” en los jóvenes deportistas, contrarios a las actitudes “abusivas”. En Ecuador, la fundación Serpaz, de Nelsa Curbelo, experimentó ya el escenario del deporte como uno de los mecanismos para sacar a niños y adolescentes de las pandillas juveniles en Guayaquil, a través del campeonato de fútbol “paz urbana”, que empezó en 1995.

Por: Redacción Cotopaxinoticias.com (F)

Latacunga (Cotopaxi). La experiencia estadounidense en el combate a la violencia ente hombre y mujer y contra la violencia sexual, la compartió Wendy Gutiérrez, especialista del programa de comunicaciones de la organización norteamericana Futuro Sin Violencia. Ella dio una charla la mañana del viernes 8 de diciembre de 2017 en la Universidad Técnica de Cotopaxi (UTC). En esta provincia, la violencia intrafamiliar es la principal causa de inseguridad ciudadana (por encima de los accidentes de tránsito y de la delincuencia común) y se han registrado femicidios, en algunos casos más allá de lo escalofriante.

La charla fue organizada por la Embajada de Estados Unidos en Ecuador y dirigida a los universitarios, porque para prevenir la violencia hay que “empezar desde temprano”, según Gutiérrez. “Tenemos que empezar con los niños y con los jóvenes (…) Los jóvenes juegan un papel muy importante para cambiar las normas sociales y para crear un futuro más de igualdad y de respeto hacia la mujer”.

Llegar a los jóvenes es importante también porque el uso de la tecnología influye en el comportamiento abusivo. Este grupo poblacional es el que más apegado está principalmente a las redes sociales.

“Uno de los comportamientos abusivos es la invasión de la privacidad. Que tu pareja íntima te pida las contraseñas de las redes sociales y del correo electrónico o que te diga que quiere ver tus mensajes de texto. Todas esas son señales de comportamientos abusivos, controladores u obsesivos, que se suman a los celos. Los celos no son necesariamente por amor, sino parte de un comportamiento obsesivo que puede terminar siendo abusivo”, explicó la especialista.

Gutiérrez indicó que los comportamientos saludables en una relación de género (entre hombre y mujer) son el respeto, el apoyo mutuo, la confianza, la comunicación y sobre todo “no aceptar la violencia”. “La violencia no es inevitable, la violencia se puede evitar. Y como mujer, por ejemplo, no debemos aceptar ningún comportamiento que sea abusivo hacia nosotras”.

La experta considera que la tecnología no ha incrementado la violencia de género, pero que se ha constituido en nuevas herramientas de acoso. “Por ejemplo, ahora es más fácil encontrar (rastrear) a una persona, a la pareja, utilizando el GPS o el celular (…) Y también las redes sociales están siendo utilizadas como una manera para acosar”. Por ello valora que estas plataformas digitales sirvan al mismo tiempo para campañas de concienciación sobre este problema social.

Los infantes y adolescentes son también los que más practican deportes. Esto motivó en Estados Unidos a desarrollar el programa ‘Entrenando a niños en hombres’. Durante las prácticas deportivas, los entrenadores, hombres o mujeres, hablan con los jóvenes de sus equipos sobre las relaciones saludables, el acoso sexual, cómo se debe comportar un hombre y cuáles comportamientos no son aceptados. Gutiérrez afirmó que esta estrategia ha funcionado y que se ha evidenciado que los chicos han mostrado conciencia y han cambiado.

¿Por qué educar a través del deporte? “Hemos hecho estudios y hemos determinado que los entrenadores son vistos como figuras paterna o materna o como alguien a quién admirar. Sabemos que estos hombres o estas mujeres tienen poder para influir en el comportamiento de los chicos”.

Esta estrategia permite, adicionalmente, prevenir para que no se repitan casos de acoso y de violaciones que se han suscitado en Estados Unidos al interior de los equipos deportivos, que a veces son causados por el poder de ser una figura triunfadora, por influencia del alcohol u otra droga y especialmente por la cultura del machismo y la desigualdad de género, según detalló la activista de la organización Futuro Sin Violencia.

Wendy Gutiérrez: Fue voluntaria del Cuerpo de Paz en Benín, África Occidental. Recibió su Maestría en Desarrollo Internacional de la Escuela de Gestión y Política Social de la Universidad de Brandeis en Boston. Completó sus estudios de pregrado en la Universidad de la Florida, con una doble licenciatura en Estudios de la Mujer e Inglés. Habla inglés, español y francés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *