Viernes, agosto 18, 2017
Inicio > Senderos > La República
Senderos

La República

ECUADOR (O) | Hasta el presente editorial se han tratado varios conceptos relativos a la noción de República, participación ciudadana, sufragio y democracia son los principales, ahora, si bien estos conceptos no definen del todo a la República sin duda moldean una idea de Estado Republicano es decir: democrático y con un amplio sentido de participación ciudadana.

Por: Byron Quelal, columnista invitado (O)

República, definida desde la óptica jurídica, es “una forma de gobierno caracterizada por la representatividad de la jefatura del Estado”, lo referido implica que usted ciudadano debe elegir a sus autoridades, pero su deber no termina ahí, sus derechos republicanos involucran controlar, fiscalizar y/o separar de la función administrativa al gobernante, por lo que la República es la antítesis por excelencia de la Monarquía.

Tradicionalmente en una República el poder soberano radica en el pueblo, al contrario de los regímenes monárquicos, en estos el poder recae en un solo individuo cuya voluntad, respaldada por la gracia de Dios es por fuerza la voluntad de su pueblo, en este sentido, la Monarquía manifiesta que el poder debe estar atado de por vida a una dinastía y que el Rey es Jefe de Estado hasta el fin de sus días, todo lo contrario sucede en la República, en esta se ponen en marcha principios como el de la responsabilidad gubernamental y la alternabilidad en sus funciones sobre todo en los cargos de elección popular.

En cuanto a las formas, se destacan la República Presidencialista y la República Parlamentaria, en la primera, el Presidente es electo de forma directa, ostenta la dirección de la función ejecutiva y es Jefe de Gobierno como de Estado, por otro lado en la segunda forma, el Presidente (España), Primer Ministro (Reino Unido) o  Canciller (Alemania) son electos  por el Parlamento, en estos tipos de República el cargo de Jefe de Gobierno y de Jefatura de Estado lo ostentan distintas personalidades, aquí la Jefatura de Gobierno dirige (gobierna) la República dejándole al Jefe de Estado un poder puramente representativo.

El Ecuador por su parte es un República Presidencialista, por tanto, es deber del Presidente entre otras atribuidas en el art. 147 de la Constitución Nacional: “Cumplir y hacer cumplir la Constitución, las leyes, los tratados internacionales y las demás normas jurídicas…”. Esto implica cumplir y hacer cumplir de manera efectiva los derechos, libertades y demás garantías ciudadanas sin restricción o discriminación alguna, sino es así, se ha provocado un distorsión a la idea de República y usted ciudadano está en el derecho y la obligación de exigir un cambio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *