Sábado, noviembre 18, 2017
Inicio > Horizonte > La Policía Nacional declara “vergüenza” por vinculación de uniformado en posible femicidio
Horizonte

La Policía Nacional declara “vergüenza” por vinculación de uniformado en posible femicidio

SIERRA CENTRO (I) | El comandante zonal de la Policía Nacional de Cotopaxi, Tungurahua, Chimborazo y Pastaza, Patricio Carrillo, dio una rueda de prensa en Latacunga este miércoles, 6 de septiembre de 2017, para expresar que su institución siente “vergüenza” por la presunta autoría del policía de Cotopaxi Javier P. en la muerte de Magdalena F. y manifestar solidaridad con los familiares “y la sociedad”. La mujer, de 28 años de edad, fue reportada como desaparecida en Tungurahua el sábado 2 y encontrada sin vida en un río de Toacaso (Latacunga rural) el fin de semana.

Por: Redacción Cotopaxinoticias.com (I)

Latacunga (Cotopaxi). El oficial sostiene que el caso de Javier P. es aislado y no representa el comportamiento generalizado de los 48.000 policías nacionales que existen en Ecuador.

Anunció que se revisarán procedimientos al interior de la institución y afirmó que la Policía será “implacable en la persecución de este delito”. Detalló que se entregarán todas las evidencias a la justicia y que conforme avancen las investigaciones de la Fiscalía se hará pública la información.

El general Carillo adelantó que se ha iniciado el proceso administrativo de forma abreviada (rápida) para separar de la institución policial al sospechoso.

 

El martes se efectuó la audiencia de formulación de cargos en Latacunga. El juez Luis Anibal Quimbita dispuso la etapa de instrucción fiscal para 90 días y prisión preventiva para el uniformado involucrado.

Según Carrillo, “existen indicios suficientes que hacen pensar la responsabilidad penal del sindicado” y recordó que el uniformado “aceptó en su testimonio su culpabilidad”.

Enfatizó en que “ni siquiera cabe la posibilidad” de “espíritu de cuerpo” institucional con el presunto asesino.

 

El Comandante Zonal resaltó que pese a que las muertes violentas asociadas al crimen organizado y a la delincuencia han disminuido de 18.8 puntos a 5.6 puntos en el país (de 2.700 muertes violentas en 2010 a 940 en 2016), no se ha logrado reducir las muertes vinculadas a violencia intrafamiliar, conflictos de pareja o femicidios.

“Es la falta de capacidad para solucionar los conflictos de manera adecuada, sin utilizar el poder o la fuerza y el Ecuador está atravesando una crisis en este sentido”, comentó.

 

Carrillo informó que al momento la muerte de Magdalena F. está siendo investigado como asesinato, pero no descartó que las investigaciones de la Fiscalía determinen que se trata de femicidio.

 

Según publicó Diario La Hora este miércoles, el mayor Marco Proaño, jefe de la Dinased de la zona, mencionó que el delito será tratado por el momento como asesinato porque “el presunto móvil de este delito se debe a una deuda económica del agresor a la víctima por servicios jurídicos”.

Agregó que “se maneja la hipótesis que la occisa le hizo firmar una letra de cambio al policía y presuntamente este papel fue alterado por un monto económico superior, lo que molestó al agresor”.

Carrillo expresó el respaldo al personal policial y su deseo de que no signifique la pérdida de confianza de la población en la Policía Nacional.

La semana anterior, según publicaron los periódicos nacionales como El Telégrafo , la Policía Nacional inició la campaña ‘Yo decido ser feliz’, para evitar los maltratos intrafamiliares. Los gendarmes del país asistirán a obras teatrales, capacitaciones y charlas.

El Telégrafo detalló que la Subdirección de Análisis y Seguimiento de la Conducta Policial identificó la violencia contra la mujer y miembros del núcleo familiar como la tercera falta más común en la que incurren los agentes policiales.

Esta realidad motivó la campaña ‘Yo decido ser feliz’, dividida en 3 fases. Ramiro Mantilla, inspector general de la Policía, explicó que la primera es la presentación de la obra de teatro ‘Amor de dos’, que se estrenará en 8 ciudades: Latacunga, Manta, Cuenca, Machala, Esmeraldas, Babahoyo, Guayaquil y Quito.

Durante una visita realizada a Latacunga la semana anterior, Mantilla también reveló que las sanciones de la institución a los policías que cometen violencia intrafamiliar ha provocado cuatro suicidios de uniformados en lo que va de este año y anunció que se buscarán alternativas, según publicó Diario La Gaceta.

Según el parte policial de la muerte de Magdalena F., a la mujer se la vio por última vez en su oficina del cantón Quero (Tungurahua) en un auto con placas de Cotopaxi, de acuerdo a la denuncia presentada por la hermana.

El auto fue encontrado el sábado a la altura del Mercado Mayorista de Latacunga y las investigaciones policiales determinaron que la mujer había sido observada con un ciudadano en su despacho la tarde del viernes.

Según el parte, la alerta de que el carro estaba en Latacunga la habría dado el propio uniformado sospechoso a un compañero. Ese documento señala que “se llegó a conocer que la desaparecida mantuvo una relación sentimental” con el policía.

El parte agrega que luego de ser entrevistado por la fiscal de turno, el policía habría reconocido “voluntariamente” que está involucrado en el crimen y habría señalado que el cuerpo había sido llevado hasta el río Chisulchi, en Toacaso, parroquia rural del noroccidente de Latacunga.

Personal del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) y de Criminalística se trasladó al lugar y encontró el cuerpo sin vida de la mujer “sobre un pequeño montículo de tierra (en una) parte de la pendiente” con “huellas de violencia visibles en distintas partes del cuerpo” y presencia de “antropofagia”. En el parte policial se detalla que la causa de la muerte es “asfixia mecánica”.

Foto: Momentos en que los familiares de Magdalena F. esperaban en la morgue de Latacunga, el lunes, para retirar el cadáver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *