Lunes, abril 23, 2018
Inicio > Horizonte > La palma de cera aún se vende en Domingo de Ramos pese a ser especie en peligro de desaparecer
Horizonte

La palma de cera aún se vende en Domingo de Ramos pese a ser especie en peligro de desaparecer

COTOPAXI (I) | Aunque algunas personas llevaron maíz y otras plantas a bendecir, la mayoría de asistentes a la misa de Domingo de Ramos en los templos de El Salto, Santo Domingo y San Sebastián, en la urbe de Latacunga, usó la palma de cera, considerada una especie en peligro de extinción y hábitat de dos especies de aves, que también podrían desaparecer.

Por: Redacción Cotopaxinoticias.com (I)

Latacunga (Cotopaxi). Incluso el altar del templo de Santo Domingo estuvo adornado, este 25 de marzo de 2018, con ramos, junto a las flores, pese al llamado del obispo, Giovanni Paz, a que se evite el uso de esta planta y se utilice otras.

This slideshow requires JavaScript.

Daniela Culqui, directora provincial del Ministerio del Ambiente (MAE) en Cotopaxi, y Betty Leitón, especialista provincial en Vida Silvestre, anunciaron la semana anterior que quienes vendan palma de cera serían sancionados con el retiro del producto y una multa de entre USD 20 y USD 40, de acuerdo a la Ley Forestal y Vida Silvestre.

Sin embargo, estos controles no se cumplieron al menos en los tres templos citados.

La palma “de ramos” o de cera del género Ceroxylon, es una planta de lento crecimiento que alcanza su edad reproductiva (producción de semillas) luego de 30 a 50 años de crecimiento. En Cotopaxi crece dentro de la reserva ecológica Los Ilinizas, en las áreas correspondientes a Latacunga y Sigchos.

Durante aproximadamente 300 años, esta palma ha sido utilizada de manera indiscriminada, año tras año, para celebrar el tradicional Domingo de Ramos. Aquello, más la expansión de la frontera agrícola y ganadera, ha disminuido notablemente la población de esta planta, hasta el punto de ser considerada una especie amenazada que está a punto de desaparecer.

Junto a esta palma están por extinguirse dos de las especies de loros más raras y amenazadas del Ecuador, el Loro Orejiamarillo y el Perico Cachetidorado. La correlación de los loros con la palma es fundamental ya que estos últimos utilizan es planta como sitio de anidación, reproducción y dormideros.

El artículo 78 de la Ley de Régimen Forestal lo sanciona con multas equivalentes al valor de uno a diez salarios mínimos vitales generales y el decomiso de los productos, semovientes, herramientas, equipos, medios de transporte y demás instrumentos utilizados en estas acciones.

El artículo 247 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) lo sanciona con prisión de uno a tres años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *