Jueves, septiembre 21, 2017
Inicio > Horizonte > La inseguridad en la vía Quilotoa – Chugchilán afecta al turismo y a la agricultura
Horizonte

La inseguridad en la vía Quilotoa – Chugchilán afecta al turismo y a la agricultura

SIGCHOS (I) | El director provincial del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) de Cotopaxi, José Villamarín (sigchense), inspeccionó la vía Quilotoa – Chugchilán este martes, 12 de septiembre de 2017, para anunciar el inicio de los trabajos, que demorarán alrededor de dos meses, a excepción del sector de Guancoalle. En este último punto, la carretera se hundió el 26 de marzo y causó la muerte de una mujer cuando un bus Iliniza cayó al abismo. En el resto del trayecto hay hundimientos “pequeños” en 16 puntos. En el sector Shiñacunga, una camioneta también se hundió, días antes del accidente del bus.

Por: Redacción Cotopaxinoticias.com / Audios: Radio Latacunga (I)

Latacunga (Cotopaxi). El presidente de la Junta Parroquial de Chugchilán, Aurelio Pastuña, informó este martes, que hay “ocho puntos críticos” y que la inseguridad para los transeúntes ha disminuido las actividades turísticas y agrícolas.

Esta vía es parte de la zona turística conformada por la laguna Quilotoa, los páramos de Chugchilán y el ingreso a las ruinas incas de Malqui y Machay en La Maná. También es clave para sacar los productos agrícolas del sector hacia los mercados de las ciudades aledañas.

Pastuña detalló que el GAD Parroquial de Chugchilán aprovechó espacios en los medios de comunicación social para pedir a los visitantes que no dejen de llegar a esta zona y a la vez recomendarles que conduzcan con precaución debido a que en dos tramos está habilitado un solo carril.

Allí “se han colocado cintas de peligro” y se ha intervenido con maquinaria de la constructora Verdu y una gallineta y un volquete de la Junta Parroquial.

 

Según testimonios de moradores difundidos por Radio Latacunga la tarde de este martes, la mayor preocupación de los moradores es la seguridad de sus hijos, que a diario transitan por esta vía entre las unidades educativas y sus viviendas. Así lo narraron Francisco Guanotuña y Luis Miguel Casillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *