Domingo, octubre 22, 2017
Inicio > Senderos > La desaparición de la política
Senderos

La desaparición de la política

ECUADOR (O) | El chuchaqui de estos días con las noticias de corrupción y las denuncias de todos contra todos nos mantienen alertas a los acontecimientos vertiginosos que se suceden como el canguil cuando revienta. Pero como los astros se alinean… se interrumpe para muchos ciudadanos la conexión a internet de TV Cable y Netlife, la una del Gobierno y la otra compañía relacionada con Ricardo García y el señor vicepresidente Jorge Glas. Un corte en el cable submarino, que viene desde Panamá… Curiosidades y casualidades… Qué accidente tan oportuno cortó el cable, es un misterio… su reparación parece que llevará tiempo… quizás el mismo que demoren las aguas en calmarse o convertirse en tempestad… (las del Pacífico se sobreentiende…) Capítulos a dilucidar próximamente. “Sin querer” y por azares del destino nos vamos pareciendo a Venezuela en cuanto a medios de comunicación y las dificultades de los ciudadanos en acceder a las redes.

Por: Nelsa Curbelo

Tomado de Diario EL UNIVERSO (O)

Y el muro que se edifica en Huaquillas entre Perú y Ecuador, bajo el rimbombante título de parque lineal, emula al de Trump entre Estados Unidos y México, sin discusiones previas, sin avisos que permitan un debate, señal inequívoca de la falta de creatividad para solucionar problemas. Aislar poblaciones, encerrar a las personas en cárceles de 4 m de altura que seguramente encontrarán la manera de franquear y que hará que se destinen recursos para vigilarla. Curiosidades de un gobierno de revolución ciudadana de la mano tendida, la ternura y que ha asumido otro tono…

Como es llamativo que la instalación del Frente de Transparencia Anticorrupción solo sea cubierta por la prensa oficial…, los demás medios deberán fiarse de esa transparencia y confiabilidad que hasta ahora ni siquiera se había dado cuenta de los corruptos que se encontraban en las esferas oficiales y sus círculos de allegados y familiares… Y el Frente no tiene como atribuciones el investigar, así que una entidad más engruesa la fila de los que hacen proyectos y propuestas…

La repulsión que produce en los jóvenes la política, salvo en aquellos que sueñan con enriquecerse rápidamente sin trabajar demasiado, se generaliza. Para los mayores es un callejón sin salida, no tienen mucho tiempo de vida para ver cambios sustanciales y el desánimo y la desesperanza tiñen sus días, sus familias y los parques donde se sientan a conversar. Y los jóvenes de la época digital tampoco son muy propensos a esperar. Viven a mil y esperan resultados ya.

Por eso las medidas, las actuaciones deben ser urgentes, porque no hay tiempo para retomar el impulso y construir un país de todos, que ya ha esperado demasiado. Deben ser acciones de alto impacto, para que los procesos más lentos puedan ponerse en marcha sin el lastre de la apatía, desconfianza y descrédito en los funcionarios públicos, cualquiera sea su cargo desde el más alto al más bajo.

Las acciones políticas en estos momentos tienen más repercusión en la vida cotidiana de la gente que las económicas. La política como tal ha desaparecido y en su lugar se descubre una especie de baratillo al mejor postor, donde se negocian millones en coimas y favores, pero también se pone en juego la vida, la alegría, el futuro de la población que dependía de esos recursos para mejorar su calidad de vida, en un país que tuvo la mayor bonanza petrolera de los últimos años y también el mayor despilfarro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *