Miércoles, agosto 23, 2017
Inicio > Horizonte > Globos al cielo contra el aborto
Horizonte

Globos al cielo contra el aborto

COTOPAXI (I) | El 25 de marzo se recuerda en el calendario bíblico la anunciación del ángel a María de que estaba embarazada de Jesús. Y desde allí  corrieron nueve meses para el nacimiento del hijo de Dios, el 25 de diciembre. Este año, la Diócesis de Latacunga dedicó esta conmemoración a abogar contra el “atentado a la vida en el vientre”, a resaltar la alegría que irradian los niños y a concienciar sobre los abandonos y embarazos prematuros. El mensaje fue que las mujeres, al enterarse de que están embarazadas, sientan “la misma alegría que sintió” la virgen y que padre y madre cumplan su responsabilidad en la educación de los hijos.

Por: Redacción Cotopaxinoticias.com  (I)

Latacunga (Cotopaxi). Los sacerdotes y el obispo Giovanni Paz se concentraron la mañana de este sábado, 25 de marzo de 2017, en el patio del colegio Sagrado Corazón de Jesús, frente a la plaza Santo Domingo, y luego de cantar a Dios caminaron rezando hasta el atrio de la Catedral. Adultos y niños llevaron globos de varios colores y rosas blancas. La imagen de la Virgen María fue llevada en procesión. Asistieron algunas mujeres embarazadas.

This slideshow requires JavaScript.

Germán Tapia, párroco de Tanicuchí y vicario de la Pastoral Familiar, explicó que la misión de la iglesia es defender la vida y que este acto fue una protesta simbólica contra los países que han legalizado el aborto. Para el Obispo, esas leyes atentan contra la vida.

“La vida es lo más importante, el saber que viene un hijo en camino debe llenar de alegría a la madre y al padre, como esposos (…) El don de la vida es desde el momento mismo de la concepción y un regalo de Dios a la humanidad”, argumentó Tapia.

Para Paz, la maternidad es la recreación de la creación, del proyecto de Dios, en el que “las mujeres son las protagonistas”, y por ello la ceremonia de este sábado fue un homenaje a las mujeres embarazadas, en especial a las que darán a luz en diciembre, “bendiciendo ese regalo de Dios”.

Ambos sacerdotes resaltaron que la vida de los niños se la debe defender no solamente en el vientre, sino también cuando nacen. Por ello invitaron a meditar sobre el abandono a recién nacidos, ocurridos en los últimos meses en Latacunga, también sobre los embarazos en adolescentes, una cifra que va en aumento, y en el descuido de los padres, por factores como la migración o las ocupaciones laborales.

“Un hijo tiene que venir por el amor de dos y no por un error”, dijo Tapia refiriéndose a los embarazos prematuros. “Las niñas que pasan a ser madres no están preparadas”, acotó el Obispo.

Paz resaltó que la emigración alimenta el abandono o el descuido de los niños.

En el atrio de la Catedral, monseñor Paz invitó a los presentes a soltar los globos. “El globo es el símbolo de la oración, el símbolo de la vida de los hijos, es la oración por las madres, por las mujeres embarazadas. Soltando los globos para que vayan al cielo estamos simbolizando que estamos poniendo a nuestro hijos y a nuestra familia en las manos de Dios”, manifestó.

La conmemoración concluyó con una eucaristía en la que participó la orquesta de cámara de la unidad educativa La Salle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *