Viernes, abril 20, 2018
Inicio > Horizonte > Fiscal General acusa a latacungueño y 12 personas más como autores de “asociación ilícita”
Horizonte

Fiscal General acusa a latacungueño y 12 personas más como autores de “asociación ilícita”

ECUADOR (I) | Jorge Glas, vicepresidente de la República sin funciones y preso en la cárcel N.° 4 de Quito, fue parte del esquema de sobornos de Odebrecht. Es una de las certezas que tiene la Fiscalía General.

Por: Marieta Campaña

Tomado de Diario EXPRESO (I)

Quito (Pichincha). Lo aseguró el fiscal Carlos Baca Mancheno (latacungueño) al sustentar su dictamen acusatorio en contra de 13 de 18 procesados por asociación ilícita. Ayer (jueves) se desarrolló la segunda jornada de la audiencia preparatoria de juicio que inició el miércoles.

Además de Glas fueron investigados su tío, Ricardo Rivera; el excontralor Carlos Pólit, Ricky Dávalos; los exejecutivos de PDVSA, Fredy Salas y Alexis Arellano, Ramiro Carrillo, Diego Cabrera, Édgar Arias, Képler Verduga, José Rubén Terán Naranjo (latacungueño), Gustavo Massuh y Carlos Villamarín. Todos ellos fueron señalados como autores del delito.

Antes de detallar las responsabilidades de cada uno, el fiscal ratificó que el esquema de sobornos de Odebrecht se configuró en cinco proyectos considerados como ‘emblemáticos’ en el gobierno de Rafael Correa. Glas, al frente de los Sectores Estratégicos, fue el responsable de todos ellos.

¿Cuáles eran? El poliducto Pascuales-Cuenca, el proyecto Daule-Vinces, la hidroeléctrica Manduriacu, la Refinería del Pacífico (remoción de tierras) y el acueducto La Esperanza.

Por esos proyectos se solicitaron en total, aseguró Baca Mancheno, 25,9 millones de dólares. Casi todo ese dinero se movió a través de cuentas de empresas ‘offshore’ y pagos en efectivo. A eso se suman los 23,6 millones de dólares que habrían recibido el excontralor Pólit (10,1 millones) y Rivera (13,5 millones).

¿En dónde aparece el vicepresidente? Según el fiscal, Glas habría sido el beneficiario final de las gestiones de su tío. Rivera habría solicitado 1,3 % de todos los contratos principales y complementarios que Odebrecht suscribiese con el Estado. Lo precisó el exejecutivo de Odebrecht en su testimonio anticipado. José Santos señaló que Rivera mencionó que el segundo mandatario solicitaba hasta el 4 %. Esa cifra era un ‘peaje’, indicó el fiscal.

Los sospechosos de asociación ilícita, insistió el fiscal, tenían la posibilidad de influir en el cambio de pliegos o modificar requisitos para la asignación de contratos. Baca dijo que tenían un mismo esquema, una hoja de ruta para todos los proyectos. El ilícito se cometió entre 2011 y 2016.

Para demostrar el involucramiento de Glas, el fiscal enumeró 28 elementos, que se convertirán en pruebas si es que el juez Miguel Jurado resuelve un eventual llamado a juicio.

Baca empezó contando que fue Ricardo Rivera quien confirmó la presunta participación de su sobrino en el esquema de corrupción. Lo hizo en la versión sin juramento rendida en la Fiscalía.

Rivera reconoció la existencia de una conversación con el delator de Odebrecht, José Conceição dos Santos, en la que él decía: “Necesito dinero para la campaña de Vidrio”. En la versión, Rivera “da nombre al sobrenombre (Vidrio)”, dijo el fiscal.

A eso se suma, un informe pericial al pendrive –que contiene la información entregada por Santos bajo la figura de cooperación– en el que menciona que cuando solicitó una reunión con JG, Rivera le aseguró que “se encontraba fuera de Quito”. La Fiscalía obtuvo las copias de la agenda de citas del vicepresidente y confirmó que, efectivamente, el día mencionado por Santos, Glas estaba fuera de la ciudad.

¿Otro indicio? Baca también mencionó la versión del exsecretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, que confirmó que Glas estuvo a cargo de las negociaciones para el retorno de Odebrecht, en 2010. La firma fue expulsada del país dos años antes por las irregularidades en la construcción de la hidroeléctrica San Francisco.

Sin embargo, uno de los elementos fundamentales en contra de Glas es la asistencia penal enviada por EE. UU. Allí, según la Fiscalía, se detallan las transacciones de Odebrecht como pago de sobornos. Aparecen montos, códigos, proyecto, beneficiario. En uno aparece una transferencia al código “tío” por el proyecto Manduriacu.

La Fiscalía tuvo, además, la constancia de que Santos estuvo varias veces en la Vicepresidencia y que Rivera llamó varias veces.

A las 15:00, el turno fue para Rivera. El fiscal enumeró 39 evidencias en su contra. Algunas fueron las mismas mencionadas para Glas. Pero hubo otras como información del Servicio de Rentas Internas (SRI) sobre el pago de tributos. “No aparecen las millonarias sumas de comisiones ni las ‘cortesías’ entre Tomislav Tópic (Telconet) y Rivera”.

Adicionalmente, la Fiscalía determinó que ‘el dinero de los chinos’ fue desde Hong Kong a una cuenta en Estados Unidos y de ahí a la de Telconet, que luego recibía Rivera. Así se habrían depositado 13,5 millones de dólares. Uno de los remitentes del dinero era una de las ‘offshore’ de la constructora brasileña.

En contra del excontralor Pólit se presentaron 10 evidencias. Hasta el cierre de esta edición, el fiscal acusó a seis procesados.

Foto: El fiscal Carlos Baca Mancheno el jueves durante la reinstalación de la audiencia por el caso Odebrecht.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *