Viernes, julio 28, 2017
Inicio > Destacado > ¿En qué circunstancias se produjo la avalancha en el Cotopaxi?
DestacadoHorizonte

¿En qué circunstancias se produjo la avalancha en el Cotopaxi?

CENTRO OCCIDENTE (I) | La cantidad de personas alcanzadas por el desprendimiento de nieve en el volcán Cotopaxi la tarde del domingo sigue contradictoria.

Por: Redacción Cotopaxinoticias.com (I)

Latacunga (Cotopaxi). Esa noche, luego del rescate, el jefe de turno de la Policía Nacional del Distrito Latacunga, Marco Salazar, informó que los turistas provenían de Quito y que los heridos eran seis, pero al detallar señaló siete. El director provincial del Ministerio del Ambiente (MAE), Diego Avendaño, comunicó, también ese día, que fueron tres. La Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SGR) dijo ese mismo día que fueron cuatro.

El lunes en la noche, el ECU 911 informó mediante comunicado de prensa que 10 personas resultaron heridas, entre ecuatorianos y colombianos. Este martes, en rueda de prensa, el técnico de la SGR, Byron Velasco, dijo  que fueron cuatro, tres ecuatorianos y un colombiano.

Sin embargo, la turista quiteña Gloria Pacheco asegura que había alrededor de 150 personas en la nieve y que alrededor de 25 fueron alcanzadas por la avalancha. De hecho, en un video grabado antes del incidente y entregado por esta visitante, se aprecia a mucha gente en el sitio.

El dato es clave, porque según aseveró Salazar el domingo, los turistas irrespetaron las normas de seguridad, evadieron el control de los guardaparques y accedieron por un sendero no autorizado hasta la nieve pese a que está prohibido avanzar más allá del refugio José Rivas desde que el volcán se reactivó en agosto de 2015.

Velasco afirmó este martes que los tres turistas ecuatorianos y el colombiano “rompieron las seguridades” y accedieron hasta la zona de la nieve. Acotó que el MAE está elaborando un boletín de prensa en el que pedirá a los visitantes que se acojan a  las recomendaciones de seguridad para que no suceda lo del domingo; sin embargo, ese comunicado aún no ha sido emitido, al menos hasta la noche de este martes.

Quien sí emitió un comunicado fue la SGR, en el que reitera que la avalancha se dio “en una zona restringida en la que se internaron los turistas sin autorización”.

Antes, los guardaparques entregaban cartillas con recomendaciones de seguridad a los visitantes al ingreso al parque. Pero la turista Nathaly Molina afirmó a Cotopaxi Noticias que nadie les advirtió de los riesgo y que tampoco hay señalética que los prevenga.

Gloria Pacheco, una de las turistas golpeada por la avalancha, aseveró este martes que lo único que les preguntaron al ingreso fue el número de cédula y que tampoco les revisaron el auto. “Así hubiésemos metido armas para cacería, no nos revisaron”, comentó. Negó que hayan ingresado por un sendero no autorizado.

Aseveró que nadie les advirtió ni al ingreso, ni en el parqueadero ni en el refugio. “Luego que pasó (el incidente) un guía nos reclamó que debíamos saber que no podíamos estar ahí (…) Y si está prohibido debían haber puesto a alguien ahí para que haga regresar a la gente, nosotros no somos andinistas, no sabemos cuáles son los riesgos, no vamos siempre (…) Los guardaparques quieren lavarse las manos, son ellos los que rompieron las reglas”, manifestó.

Según Pacheco, en el refugio no había gasas, alcohol, botiquín ni personas que den primeros auxilios. Narró que luego de estar en la nieve se sentó a un lado, en las piedras junto a su madre para sacarse nieve de los zapatos y que de pronto fue golpeada por la avalancha. Señaló que rodó alrededor de uno o dos minutos un tramo de entre 10 y 20 metros.

“Solo vi blanco con unos puntos cafés, cuando me paré vi siquiera a unas 25 personas con  sangre en sus rostros”, aseguró. Según Pacheco, la mayoría de los heridos bajaron por sus propios medios al hospital de Latacunga. Su esposo fue dado de alta del Hospital General de Latacunga la tarde del lunes; aunque al inicio se le dijo que tenía una pierna fracturada, eso se descartó.

La avalancha sucedió alrededor de las 15:38. Avendaño informó el domingo que se produjo a unos 600 metros arriba del refugio, pero este martes Velasco dijo que fue a 100 metros. Pacheco dijo que fue a unos 200 o 300 metros. Pacheco dijo que el clima estaba inestable cuando ingresaron, “a ratos hacía sol, a ratos llovía”.

Pacheco hizo un llamado al MAE para que haya más control al ingreso de los turistas y que se dote al sitio de equipos de atención de emergencias. A la prensa no se permitió llegar al lugar del incidente; los periodistas de cinco medios de comunicación esperaron en el ingreso a El Caspi.

Velasco explicó este martes que la avalancha se produjo por el desplazamiento de 300 metros cuadrados de nieve. El clima extremo que se presentó en el Parque Nacional Cotopaxi hizo que cayera más nieve de lo usual sobre el volcán de esta área protegida.

Según una nota publicada por Diario El Comercio la tarde de este martes, Diego Avendaño indicó que el domingo hubo temperaturas más bajas y nevó. En ese volcán siempre cae nieve, pero ese día fue más intensa. Este fenómeno no tiene ninguna relación con el proceso eruptivo del volcán, que se reactivó el 14 de agosto del 2015, con una explosión freática (sin magma).

Así lució el volcán Cotopaxi a las 15:00 del pasado domingo 30 de abril del 2017, cuando se presentó una avalancha que afectó a cuatro turistas. Foto: EL COMERCIO

El Comercio agrega que “a las 15:38 del domingo se produjo el desprendimiento de una placa de nieve más arriba del Refugio José Rivas, que alcanzó a cuatro turistas, quienes habían subido hasta esa zona, cuyo acceso está restringido desde la reactivación del Cotopaxi. Los tres visitantes, de entre 22 y 29 años de edad, sufrieron heridas; la niña que los acompañaba salió ilesa. Los cuatro están a salvo”.

Acota que “los turistas habían ascendido unos 500 metros más arriba de lo permitido, atraídos por la blancura de la nieve. El ascenso solo puede hacerse hasta los 4 864 metros sobre el nivel del mar, donde se ubica el Refugio. El volcán Cotopaxi está situado a 5 897 metros de altitud”.

Patricio Ramón, vulcanólogo de Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional, explicó a El Comercio que los deslizamientos de nieve son normales y comunes en los sitios donde hay glaciares, como el volcán Cotopaxi; es decir, no es un fenómeno raro ni extraordinario.

A esa altura y por las bajas temperaturas cuando llueve lo que cae es nieve en vez de agua y se acumula sobre el glaciar; al desestabilizarse se desliza y se producen las avalanchas. El técnico agregó que en las últimas semanas las condiciones climáticas han sido malas, pues ha llovido con intensidad. Ramón también aclaró que la nieve no es parte del glaciar del volcán.

El comercio resalta que “al ver el video sobre el rescate de las personas, que quedaron debajo de la nieve, la avalancha no fue pequeña”.

Avendaño anunció a El Comercio que se reforzó el control en el Refugio para impedir que las personas crucen más allá de ese límite del parque. Desde el 15 de agosto del 2015 está prohibido el ascenso a la cumbre del volcán, debido a que el glaciar quedó resquebrajado, por las altas temperaturas que se registraron internamente por las explosiones que hubo.

En el Parque trabajan 22 personas, que son distribuidas en varias áreas, pero desde el incidente aislado del domingo -según Avendaño- se destinó más personal para el control en el Refugio.

Ese 30 de abril, el segundo día de feriado por el Día del Trabajador, se registró una masiva llegada de turistas. Ingresaron 1 700 turistas, casi el triple de lo que se tiene normalmente en un domingo normal.

Ese domingo también se produjo un lahar, que es el descenso de agua, lodo, escombros y otros materiales. Ese fenómeno se presentó a 20 kilómetros de la zona del Refugio y no se relaciona con la avalancha.

Ramón explicó que fueron dos lahares pequeños, que se quedaron al filo de la carretera del parque, a la altura de la quebrada Agualongo, donde ya habido otros lahares, que ocurrieron entre el 2015 y 2016. Los recientes lahares no afectaron a nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *