Martes, mayo 23, 2017
Inicio > Destacado > “En estos últimos tiempos hay un terremoto que está dejando bajo los escombros a la familia”
DestacadoHorizonte

“En estos últimos tiempos hay un terremoto que está dejando bajo los escombros a la familia”

AMBATO (I) | Este acto, uno de los principales de la celebración de la Fiesta de las Flores y las Frutas, sirvió a la iglesia católica para llamar a los ambateños a salvar a la sociedad, tal como lo hicieron hace 68 años, cuando el terremoto del 5 de agosto de 1949 dejó en ruinas a la capital de Tungurahua y a otras zonas pobladas de esta provincia. Fue el mensaje central de la edición 66 de este tradicional festejo, en el que se suele agradecer por la producción del campo.

Por: Redacción Cotopaxinoticias.com (I)

Latacunga (Cotopaxi). “La festividad brotó de las entrañas del corazón dolorido, de un pueblo que resistió ante los embates de la naturaleza, que su grito no fue solo de dolor sino también de esperanza, que con fe movió el corazón de muchos a reconstruir la provincia”, dijo Giovanny Pazmiño, obispo de la Diócesis de Ambato.

Lo dijo al destacar el trabajo que realizan los campesinos desde muy temprano a pesar de las adversidades del clima y que genera el desarrollo de la provincia.

Y en comparación advirtió que “en estos últimos tiempos hay un terremoto muy serio que está dejando bajo los escombros a una de las instituciones más nobles de la sociedad, que es la familia”. Agregó que la gente no se atreve a darse cuenta “de los desastres que está dejando a su paso una cultura que intenta terminar con los valores profundos del núcleo familiar”.

La familia “se desintegra, por eso a diario conocemos hechos de violencia y abusos especialmente cometidos contra mujeres y niños. Casos de femicidio que está vinculado a profundos trastornos afectivos o de relación. Es consecuencia de una falsa cultura de la posesión que tiene el hombre. Por eso hay que trabajar en el respeto, el amor y la caridad”, explicó.

Tungurahua es una de las provincias con índices altos de violencia intrafamiliar, femicidio y suicidios.

El obispo recordó que la Diócesis de Ambato declaró el 2017 como el Año de la Familia, con el lema ‘Danos Familias Santas’, “de esas familias que intentan luchar a diario por su matrimonio, que pese a las circunstancias adversas siguen luchando por sus hijos, de las que guardan la esperanza en medio de la crisis no solo matrimonial sino económica”, detalló.

This slideshow requires JavaScript.

En la homilía desarrollada la mañana del sábado en el atrio de la Catedral de Ambato, monseñor Giovanny Pazmiño estuvo acompañado del arzobispo de Quito y presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, el cotopaxense Fausto Trávez, y del obispo de Latacunga, Geovanny Paz, entre otros sacerdotes.

“Danos familias santas”, se leía en la parte superior de la alegoría de casi 200 metros cuadrados, elaborada con frutas y flores, que estuvo asentada sobre la Biblia abierta como expresión de una sociedad que se edifica conforme a valores morales.

En un extremo estuvo un cirio y al otro una custodia, en el centro la familia conformada por el padre, la madre, los hijos y la abuela.

En la cinta superior de la alegoría destacaron las banderas del Ecuador y de la provincia de Tungurahua como signos de identidad que cobijan e interpelan a ser parte activa de la construcción de una sociedad más fraterna y justa, relató Diario El Universo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *