Viernes, abril 20, 2018
Inicio > Horizonte > En 4 mesas de trabajo se busca desde este miércoles consenso para la ordenanza del uso de suelo
Horizonte

En 4 mesas de trabajo se busca desde este miércoles consenso para la ordenanza del uso de suelo

LATACUNGA (I) | La Comisión de Obras Públicas del Municipio de Latacunga realizó este martes, 2 de enero de 2017, una reunión (foto) en busca de un consenso que permita aprobar en segundo y definitivo debate el proyecto de ordenanza de uso de suelo del cantón. La presidenta de ese ente legislativo, Gladys Vaca, convocó a los comisionados, a los técnicos municipales y a los dirigentes de los barrios urbanos que están dentro de la zona de riesgo volcánico no mitigable (peligro eminente, no prevenible).

Por: Redacción Cotopaxinoticias.com (I)

Latacunga (Cotopaxi). La búsqueda de consenso surge ante la protesta de moradores de los barrios rurales y urbanos considerados en el proyecto de ordenanza como zona de riesgo volcánico no mitigable. Según los habitantes, esa denominación les impide construir nuevas viviendas y vender, hipotecar o heredar las actuales. El Municipio sostiene que solo se modificarán las normativas para construir, pero que no se impedirá nuevas edificaciones ni la comercialización o el traspaso de las actuales.

Aunque la zona de riesgo no mitigable también está en el sector rural, a la reunión de este martes solo fueron convocados los dirigentes de los barrios urbanos.

Al final, de la reunión, realizada en la sala de sesiones del palacio municipal, se acordó conformar cuatro mesas de trabajo para buscar consenso y plasmarlo en un informe unificado.

Las mesas empezarán su trabajo este miércoles, 3 de enero, a las 14:00 en el Salón de la Ciudad, en el palacio municipal.

Cada mesa estará presidida por un concejal de la Comisión de Obras Públicas e integrada también por arquitectos e ingenieros del Municipio, así como por dirigentes de los barrios.

La Mesa 1 revisará los mapas que utilizó el Municipio para delimitar la zona de riesgo no mitigable. Integrantes: Gladys Vaca (concejala), Rafaela Holguín (concejala), Sergio Villamarín (geólogo municipal), María de Faz (arquitecta) y Juan Carlos Parreño y Kléver Vela (habitantes).

La Mesa 2 revisará los planes de contingencia que existen para la zona de riesgo volcánico no mitigable. Integrantes: Néstor Jami (concejal), Carlos Vivas (director municipal de Seguridad Ciudadana), Fernando Tapia (arquitecto del Municipio) y Evelyn Pilatásig y Cecilia Pacheco (habitantes).

La Mesa 3 analizará la posibilidad de construir obras de mitigación que se requerirían para salvaguardar la vida de los habitantes de la zona -“no mitigable”- ante una eventual erupción del volcán Cotopaxi. Integrantes: Oscar Culqui (concejal), Sonia Zurita (arquitecta del Municipio), Sara Salinas (directora municipal de Obras Públicas), Bolívar Tandalia (arquitecto) y Rodrigo Rosales, Víctor Medina y Milton Alajo (habitantes).

La Mesa 4 analizará los derechos y obligaciones de los habitantes y del Municipio y las garantías que deben constar en la ordenanza para los habitantes de las zonas, así como las normativas que se utilizaron para definir la zona no mitigable. Además, según Vaca, se analizará cómo, cuándo y por quiénes fueron aprobadas las urbanizaciones asentadas en zonas de riesgo volcánico no mitigable. Ese documento permitirá según la concejala, “tomar las acciones pertinentes” desde el Municipio o desde los ciudadanos, contra los responsables. Integrantes: Gabriel García Moreno (concejal), Límber Torres (abogado del Municipio), Jenny Viera (funcionaria municipal) y Luis David Moreano, Nelson García, Patricio Cárate y Luis Eduardo Chasi (habitantes).

Las cuatro mesas tendrán quince días para trabajar. En ese tiempo “se realizarán las reuniones que sean necesarias”, dijo Vaca.

La Concejala resaltó que los acuerdos que surjan en las mesas serán vinculantes (obligatorios) siempre que cumplan con “argumentos técnicos y jurídicos”. Caso contrario, solo quedarán como sugerencias.

Los representantes de los barrios plantearon que a este trabajo se integre el equipo técnico que quedó conformado en la anterior reunión en el barrio Rumipamba: Luis Reinoso, Pablo Mena, Tito Gutiérrez, Cynthia Tapia y Mauro Jacho.

En la reunión del martes se acordó también subir todo el contenido del proyecto de ordenanza de uso del suelo a la página web del Municipio (en cumplimiento a la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública) y dar copias certificadas del proyecto a los integrantes de las cuatro mesas.

Los dirigentes de los barrios urbanos ubicados en zona de riesgo volcánico no mitigable anunciaron que a finales de diciembre se constituyeron como colectivo ciudadano “Latacunga zona muerta”. Las concejalas Holguín y Vaca expresaron su molestia por el nombre y pidieron cambiarlo, pero los moradores dijeron que así se sienten debido al proyecto de ordenanza y que mantendrán esa denominación.

Luis Chasi, representante de la urbanización Nueva Vida, señaló que los habitantes de las zonas de riesgo no mitigable estarían dispuestos a reubicarse siempre que el Municipio o el Estado central den iniciativas y resaltó que aquello no se contempla en el proyecto de ordenanza.

Ante la falta de iniciativas para reubicarse, Chasi, señala que es necesario que el Municipio construya obras de mitigación y elabore planes de contingencia para en la zona “no mitigable”.

En el caso de Nueva Vida, Chasi señaló que falta un puente sobre el río Cutuchi, que una a esta ciudadela con el lado occidental.

Hace dos años, el Municipio instaló un puente en Nueva Vida, pero a apenas dos metros de alto del río, lejos del área poblada y en una zona privada y de difícil acceso, según aseveró Chasi. “Se debe pedir permiso para pasar por una puerta al camino que conduce al puente y que sería riesgoso al momento de evacuar”, explicó.

Hasta el momento no ha existido reuniones entre el Municipio y el colectivo ciudadano El Molinero, que, en cambio, se opone que el Municipio reduzca la zona de riesgo de un 65% a un 15% del territorio del cantón. Aduce que aquello pondría en riesgo las vidas de más de la mitad de la población en caso de una eventual erupción volcánica.

Al interior de la Comisión de Obras Públicas hay prisa por aprobar la ordenanza de uso del suelo. Incluso, según Diario La Gaceta, la concejala Holguín propone que se la apruebe con una disposición transitoria que fije un plazo para que la Dirección Municipal de Planificación trabaje en planes especiales para cada una de las zonas de riesgo. Es decir, se aprobaría el documento sin que se detallen las normas específicas (sino solo que generales) que regirían para cada zona. Sin embargo, los dirigentes de los barrios afectados no están de acuerdo con esa propuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *