Jueves, octubre 19, 2017
Inicio > Horizonte > El Tungurahua registra baja actividad y el turismo crece
Horizonte

El Tungurahua registra baja actividad y el turismo crece

SIERRA CENTRO (I) | Luego de cinco horas de caminata, los turistas acompañados de un guía consiguen llegar a la cumbre del volcán Tungurahua, ubicado 5 020 metros sobre el nivel del mar.

Por: Fabián Maisanche

Tomado de Diario EL COMERCIO (I)

Ambato (Tungurahua). Los aventureros pueden observar desde la cúspide una parte de la Avenida de los Volcanes. Entre las cumbres que se aprecian están el Chimborazo, Cotopaxi, Sangay, Altar y otras elevaciones montañosas de la Sierra centro. También se puede fotografiar el material volcánico y los flujos de lava que expulsó el coloso en los diferentes procesos eruptivos, que comenzaron a partir del 16 de octubre de 1999.

Milton Muñoz es uno de los pioneros en ascender a la ‘mama’ Tungurahua. El ‘ñato’, como lo apodan a Muñoz, cuenta que en los 17 años de proceso eruptivo ha logrado estar en los momentos de los estruendos y la emisión de gases.

El montañista, de 55 años, también ha colaborado con los técnicos del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional para la ubicación y limpieza de las estaciones de monitoreo. “El volcán Tungurahua es mi escuela para ascender las montañas y una alternativa para los que no pueden subir al Cotopaxi, que ahora está cerrado”.

Un turista es fotografiado en el cráter. Foto cortesía Milton Muñoz para EL COMERCIO

Él recomienda a los aventureros subir con un guía, porque el clima en la montaña cambia constantemente y “la ruta se puede volver peligrosa al haber neblina”.

Los técnicos del Geofísico indican que la actividad eruptiva del macizo es considerada baja con esporádicas emisiones de gases y vapor. El último registro de un leve incremento de la actividad fue en febrero del 2016. Ese día hubo un enjambre sísmico que alteró los instrumentos de monitoreo.

Según Alexandra Alvarado, directora del Geofísico, la actividad disminuyó, pero no significa que el coloso esté apagado. La funcionaria sugiere que el ascenso al cráter debe hacerse con “precaución”.

La experta manifiesta que el Tungurahua “no es un volcán inactivo y que puede haber la posibilidad de que se presenten explosiones o importantes emisiones de gases en algún momento”.

Ante estas sugerencias y actividad baja del macizo, los hermanos Fausto y Gonzalo Robalino decidieron readecuar el refugio Tungurahua, localizado a 3 800 metros de altitud. Ellos invirtieron USD 5 000 en el mejoramiento de la cocina, el piso, el tumbado y las cañerías. Además, remodelaron la bodega, las habitaciones, la guardianía e hicieron la limpieza de las captaciones de agua y del ojo de agua.

“El volcán está tranquilo y se reactivó el turismo. El refugio puede albergar hasta 25 viajeros”, indica Gonzalo.

El ascenso es controlado por los guardaparques del Ministerio del Ambiente. Los viajeros deben entregar sus datos personales al ingresar al Parque Nacional Sangay y desde ahí caminar hasta el refugio. El tour de ascenso tiene un costo de USD 120 por persona para el turista nacional y 150 para los extranjeros.

No olvide

Llevar gafas. Los visores evitarán que la ceniza que es levantada por los vientos afecte los ojos.

Los bastones. Estos permitirán al viajero tener estabilidad al momento de ascender y así evitar caer o resbalarse.

Ropa. Los aventureros deben llevar pantalón, chompa y guantes impermeables y evitar ponerse mucha ropa.

Agua y dulces. Se debe llevar agua para hidratarse en el ascenso. Los dulces pueden compensar la baja de presión.

El camino. Se encuentra en buenas condiciones hasta el refugio y desde esta zona deben sortear rocas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *