Martes, diciembre 12, 2017
Inicio > Destacado > El latacungueño Rogelio Viteri regresó al país tras 15 años de permanecer fuera
DestacadoHorizonte

El latacungueño Rogelio Viteri regresó al país tras 15 años de permanecer fuera

ECUADOR (I) | El exagregado militar de Ecuador en Londres, capitán Rogelio Viteri, regresó al país tras 15 años de permanecer fuera. Su salida se produjo luego de una denuncia de corrupción que presentara en contra de tres jefes militares de la época.

Tomado de Diario EL COMERCIO (I)

Quito (Pichincha). Rogelio Viteri fue agregado militar en Londres. Él denunció que, a propósito de la contratación de reaseguros para las naves militares, tres jefes de FF.AA. y sus esposas se fueron de turismo.

¿Cómo se concretó su retorno al Ecuador?
Mire, en junio del 2016, la Comisión Interamericana de los DD.DD. (CIDH) admitió mi caso y ahora estamos a la espera de una resolución. Antes de venir, los abogados reportaron a ese organismo que estoy aquí en el Ecuador y que debo estar bajo el cuidado de la CIDH, porque las amenazas en mi contra nunca van a terminar.

¿En qué consistió esa denuncia que incluso le costó su salida del Ecuador?
Yo era el agregado naval y de Defensa en el Reino Unido. Cuando cumplía mi función recibo la orden de que prepare un tour para la comisión que contrataría los reaseguros para las naves militares.

¿Quiénes conformaban esa comisión?
Ahí estaban los jefes de Estado Mayor del Ejército, de la FAE y de la Marina. Ellos eran los delegados de los comandantes generales para negociar estos reaseguros. La sorpresa fue que me pidieron que preparara un paquete turístico a Roma y París. Y que vendrían 10 personas: los tres jefes de Estado Mayor, sus esposas, la esposa del Ministro de Transporte de la época, la hija del Ministro de Transporte, el oficial secretario, etc.

¿Y qué hizo?
Mire, se había aprobado 15 días de comisión de servicio para la contratación de esos reaseguros, pero ese proceso demoró apenas 15 minutos. Por eso, reporté verbalmente este caso a la embajada.

¿Qué le dijeron?
Me dijeron que no me preocupara, porque estas cosas suelen pasar. Pero yo no iba a ser cómplice directo de las irregularidades que observé. Entonces lo que dije verbalmente puse por escrito. Ese documento se filtró en una radio de Quito y comenzó todo.

¿A qué se refiere?
Cuando explota esto, el Comando General de la Marina me envía un telegrama de dos líneas, en el que me dice: preséntese urgente para explicar su reporte. Llego a Quito y cuando me presento ante el jefe de Inteligencia del Comando Conjunto me dice: traidor, no merece vestir el uniforme. Entonces, no pude explicar nada y me llevaron a un Consejo de Disciplina.

¿Luego qué vino?
Me encerraron 15 días de rigor, con guardia armada afuera. Estuve en el último piso, en el edificio del Comando Conjunto, sin servicio de comida, sin servicio de ningún tipo.

¿Y cómo salió del país?
Prácticamente nos escapamos. De pronto mi familia se quedó en el aire. Mis amigos se reúnen y me ponen un abogado y él nos dice que nuestra situación era crítica. A mi esposa intentaron atropellarle. A mí no me permitieron presentar en las audiencias en lo Contencioso Administrativo. Ante todo eso no podíamos quedarnos. Recogimos nuestras cosas y nos fuimos. La cónsul del Reino Unido de esa época nos dio la visa para poder salir del Ecuador. Al llegar allá pedimos el asilo.

Hoy, ¿qué pide a la CIDH?
Que me tienen que restituir todos mis derechos como oficial de la Marina. Eso implica que tengo que regresar a la Fuerza, porque me sacaron de una manera ilegal.

¿En Ecuador hay expedientes abiertos?
Mire, por poco yo soy declarado traidor a la Patria. Eso lo manejaba la fenecida Corte de Justicia Militar, pero nunca hubo una resolución, pese a que se mostró que hubo dolo.

Foto: Rogelio Viteri fue agregado militar en Londres. Geovanny Tipanluisa/EL COMERCIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *