Miércoles, noviembre 22, 2017
Inicio > Refugio > El correo animaba la vida en Guaytacama
Refugio

El correo animaba la vida en Guaytacama

LATACUNGA RURAL (F) | En Guaytacama, hasta entrados los años 1970, el servicio de correo fue determinante para las actividades profesionales, comerciales, estudiantiles y personales de quienes vivieron en esta parroquia.

Por: Laura Barreros

Tomado de Fiestero / Cotopaxinoticias.com (F)

Guaytacama – Latacunga (Cotopaxi). Nacida en 1923 en la Hacienda Guaytacama, Laura María Cajas Vizcaíno es un símbolo de servicio a su tierra. Fue la encargada de la oficina de correos por 47 años y la responsable de trasladar y entregar el dinero que recibían los funcionarios públicos de su parroquia y los jóvenes de otras provincias que estudiaban internos en el entonces Instituto Normal Indigenista “San José”.

This slideshow requires JavaScript.

Por más de cuatro décadas, doña Laura caminó de lunes a sábado desde el centro de la parroquia hasta la estación de Guaytacama para cumplir con la tarea de entregar y retirar la correspondencia que llegaba en el tren.

Ser funcionaria del correo fue el único empleo que tuvo en su vida y le significó recibir el cariño y respeto de quienes la conocen. El guaytacamense Antonio Rea era quien más correspondencia recibía de su hijo Guillermo, quien por su actividad comercial mantenía comunicación constante con su familia en esta parroquia, relata doña Laura.

EL AMOR SE  ALIMENTÓ POR CORREO

Aunque la mayoría de cartas se entregaban en la oficina de correos, los domingos, después de la misa en el templo matriz de Guaytacama, la gente se agrupaba frente a la casa de don Segundo Tapia y doña Laura Cajas para conocer si tenían correspondencia. En el corredor de casa, en voz alta se leían los nombres de los destinatarios.

Uno de los asistentes frecuentes a esta actividad fue Abraham Barreros, quien en ese entonces mantenía una relación de enamorados con Laura Chancusig. Las cartas de su novia llegaban desde Esmeraldas, donde ella trabajaba. La correspondencia duró cerca de cinco años. Don Abraham recuerda como emocionante el momento en el que escuchaba su nombre para recibir su carta. “Cada semana, luego de misa iba a retirar mi carta y a dejar la respuesta de la anterior”, comenta.

Tras seis años de noviazgo, en 1975, esta pareja se casó. Tienen 43 años de matrimonio.

One thought on “El correo animaba la vida en Guaytacama

  1. Maribel chasi

    Al leer la historia de doña Laurita Cajas como responsable del correo de Guaytacama me sentí muy emocionada, primero porque es un personaje de mi pueblo al que quiero mucho, segundo porque me imaginé que romántico fue en esa época al recibir cartas de amor. Me imaginaba también cómo la gente caminaba mucho y el tiempo no era tan apresurado como ahora, por eso son longevos, mi papá por ejemplo Manuel Chasi tiene 90 años y se moviliza por la parroquia solo en su bicicleta que es una reliquia. En conclusión qué bonito vivir en el campo, aún más en ese tiempo y en especial en Guaytacama.

    Un abrazo y felicitaciones a Cotopaxinoticias por esta clase de reportajes.

    Maribel Chasi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *