Jueves, diciembre 14, 2017
Inicio > Destacado > El ‘arrepentimiento’ caminó sobre el asfalto y el adoquín
DestacadoHorizonte

El ‘arrepentimiento’ caminó sobre el asfalto y el adoquín

LATACUNGA URBANA (I) | El Vía Crucis de Jesucristo o conocido también como la Pasión de Cristo o el sufrimiento de Jesús por los pecados de la sociedad, se recreó este Viernes Santo en Latacunga. La procesión partió a las 17:00 desde la ciudadela Las Fuentes y avanzó por la avenida Cinco de Junio, plaza El Salto y calles Juan Abel Echeverría y Quito hasta la iglesia la Catedral, donde concluyó alrededor de las 19:30.

Por: Redacción Cotopaxinoticias.com / Fotos: Cristian Toapanta (I)

Latacunga (Cotopaxi). Durante el recorrido encabezado por el obispo de la Diócesis de Latacunga, Giovanni Paz, se dio lectura a las ocho estaciones del Vía Crucis.

Jóvenes y adultos se turnaron para cargar cruces de madera en señal de penitencia y de culminación de la época de Cuaresma o conversión (transformación), que concluye recordando –según la Biblia-  la muerte y crucifixión de Jesús, quien resucitó al tercer día cómo símbolo de purificación de los pecados.

Cucuruchos y Verónicas acompañaron a los penitentes, devotos y sacerdotes en la peregrinación.

This slideshow requires JavaScript.

Esta es la primera Semana Santa en Cotopaxi presidida por el nuevo Obispo. Paz le dio un sentido práctico a la conmemoración. El Domingo de Ramos negó que se bendiga ramas secas, que era tradición, y a cambio consiguió que el Municipio de Latacunga y la Prefectura de Cotopaxi donen plantas para reforestar partes de páramos y así “sembrar agua”.

Esa iniciativa coincidió con el anuncio de las autoridades provinciales y nacionales respecto a que en los últimos meses ha disminuido la cantidad del líquido vital en Cotopaxi.

El Domingo de Pascua o de Resurrección coincide con el primer año del terremoto del 16 de abril de 2016 en Manabí y Esmeraldas. El Obispo anunció que en la eucaristía de las 08:00 se orará por el bienestar de los damnificados y en gratitud a los cotopaxenses que ayudaron a la Diócesis a construir 50 casas en suelo Manabita.

Paz recordó que el Sábado de Gloria es “un día de reflexión, que contempla las virtudes de la Virgen María y que invita a todos a ser como María, a permanecer fieles al pie de la cruz y a esperar con gozo la resurrección”.

Recreaciones similares del Vía Crucis se realizaron en el resto de cantones cotopaxenses y por primera vez, por disposición del nuevo Obispo, se zonificó la conmemoración. Por ejemplo, en Tanicuchí, parroquia rural, se eliminaron los actos que se realizaban en los barrios Rioblanco Alto y Goteras Yánez y se los unificó con los de la cabecera parroquial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *