Jueves, septiembre 21, 2017
Inicio > Destacado > El “animador del pueblo” fue padre y ‘madre’ para sus hijos
DestacadoHorizonte

El “animador del pueblo” fue padre y ‘madre’ para sus hijos

LATACUNGA (I) | Al parecer, “Luchito” -como lo trataba la gente por el cariño que se había ganado- presintió lo que se le venía y bautizó a su hija, de ocho años, una semana antes de morir. Había postergado varias veces ese compromiso religioso con el fruto de su segundo matrimonio. En la fiesta le cantó a Mercedes ‘Mi niña bonita’, canción que la había aprendido escuchando a Vicente Fernández para dedicarle en esta ocasión y en su fiesta rosada. Lo primero lo logró, lo segundo le ayudarán a cumplir Cristian y Jair, los hijos varones que Luis Hidalgo Páez procreó con su primera esposa.

Por: Redacción Cotopaxinoticias.com (I)

Latacunga (Cotopaxi). Luis Hidalgo se divorció cuando Cristian tenía cinco años y Jair dos. El primero se había quedado con la madre y el segundo con el padre. Pero al ver que los hermanos sufrían separados, “Luchito” pidió hacerse cargo de ambos y desde entonces trabajó de domingo a domingo como docente, periodista y maestro de ceremonias de eventos para que no les falte nada, en especial cariño.

Hoy, Cristian tiene 32 años y es periodista profesional, en TC Televisión. Jair tiene 27. Ambos han formado sus hogares y el hijo mayor del segundo, Tiago, era nieto adorado de Luis Hidalgo, quien falleció a los 52 este lunes debido a un infarto cerebral.

Este martes en la tarde, la sala de la Funeraria Nacional donde se lo velaba se llenó de autoridades, políticos, periodistas, cantantes y otros artistas e incluso de gente que al darle el pésame a sus hijos les  recordó que “el luchito animó la fiesta rosada de mi hija”. Cristian está seguro que si su padre se hubiese candidatizado a alguna dignidad hubiese ganado, pero revela que Luis Hidalgo prefirió siempre mirar de lejos esa posibilidad, casi de manera incrédula.

This slideshow requires JavaScript.

Ambos hermanos sienten el vacío de su padre pero afirman que no quieren sentir tristeza porque Luis les decía que cuando muriera quería un “velorio alegre”, como fue él.

“Era multifacético, fue un artista completo, no soltaba el micrófono, se llevaba todo el show, todo el espectáculo. A más de docente y periodista dibujaba, bailó en un grupo de danza de san Sebastián (…) Entregaba los discursos elaborados a quienes les contrataban para la animación de fiestas sin que se lo pidan. También cantaba, aunque no bien, pero no le importaba que le salgan gallos; cantaba más las canciones de Leonardo Favio”, narraron Cristian y Jair. “Somos el reflejo de él; él se sentía orgulloso de nosotros y nosotros de él”, comentaron.

Fue docente en la escuela Abdón Calderón y luego en la unidad educativa Gonzalo Albán Rumazo, ubicadas en la parroquia rural Aláquez, hasta estos días. Allí hizo su primera parada el féretro con sus restos mortales antes de llegar desde Quito a Latacunga el martes en la mañana. Sus alumnos lo recibieron con banderas y algunos lloraron, según narraron algunos adultos que estuvieron allí.

Era el “maestro”. Así lo llamaba la gente y así se identificaba en sus tarjetas de presentación. sus seguidores también lo denominaban “el animador del pueblo”, no solo por su trabajo de dirigir los eventos, sino porque desde el micrófono realmente infundía ánimo al público.

“La gente lo reconocía por su trabajo y su humildad”, dijo Jair. “Bastaba con solo escuchar para saber que él estaba animando un evento”, comentó al resaltar la voz fuerte de su padre. “Era un shayruco de corazón, amaba a San Sebastián (su barrio natal), hasta hace no mucho que vivía en la esquina de la calle Juan Abel Echeverría y Napo, en la casa donde nos crío, luego se mudó a la ciudadela Nueva Vida”, acotó Cristian.

A las 15:00 de este miércoles, se oficiará una misa de cuerpo presente en San Sebastián y luego sus restos mortales serán sepultados en San Felipe.

One thought on “El “animador del pueblo” fue padre y ‘madre’ para sus hijos

  1. Gladys Yolanda Granja Quintana

    Gracias queridos hijos de mi gran amigo Luchito por permitirme hacer este pequeño comentario uds son los grandes sabedores de quién era su Padre un hombre digno, responsable, respetuoso y muy humilde en poças palabras un ser Humano y Guerrero invalorable para quienes tuvimos la suerte de ser su amigo su vecino ,se nos adelantado y desde el cielo nos cuidara y pedirá a Dios por sus seres queridos solo nos queda orar eso es lo alimentará su alma descanse en paz estimado Luis Estuardo Hidalgo Páez…… AMÉN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *