Jueves, septiembre 21, 2017
Inicio > Refugio > Dos asilos se sumaron a la Mama Negra del Adulto Mayor
Refugio

Dos asilos se sumaron a la Mama Negra del Adulto Mayor

LATACUNGA (E) | Alrededor de 80 adultos mayores fueron los protagonistas de la Mama Negra del Adulto Mayor que desde hace tres años consecutivos organiza el hogar de ancianos Instituto Estupiñán, de Latacunga. Esta vez se sumó el asilo particular Emanuel, de la localidad, y el asilo municipal de Pujilí.

Por: Redacción Cotopaxinoticias.com (I)

Latacunga (Cotopaxi). A diferencia de hace tres años en que esta iniciativa de las religiosas Hijas de la Caridad empezó sin banda de pueblo, esta vez hubo dos: la del Municipio de Latacunga, por segundo año, y la de la unidad educativa de educación musical César Viera.

This slideshow requires JavaScript.

También hubo ashangas reales, una grande y una pequeña; el chancho, los pollos y los otros aditamentos de esta ofrenda en honor a la Virgen de las Mercedes, fueron donados por amigos del asilo, instituciones y los arrendatarios de los locales comerciales del Instituto Estupiñán.

El recorrido también fue más largo, pasando por la plaza de San Sebastián, barrio en el que se ubica esta casa de acogida regentada por las Hijas de la Caridad. Una adulta mayor, quien desfilaba con gusto, se fatigó.

Dora Bedón, propietaria de una tienda de ropa folclórica, prestó una vez más la vestimenta para las cholas y los personajes principales. Alumnos del centro de capacitación Grupo Ecuador ayudaron en el maquillaje de los bailarines y protagonistas.

Personal de los tres asilos acompañaron a los adultos mayores en el recorrido. El público también aumentó en comparación a los años pasados y aplaudió a Segundo Jiménez, Mama Negra; Ramón Albán, Ángel de la Estrella; Humberto Tapia, Rey Moro; Segundo Cabrera, Abanderado; y Tomás Vizcaíno, Capitán.

“Son los mismo personajes de los tres años anteriores, porque tienen carisma”, señaló la religiosa Mónica Guilcaso, directora del asilo Instituto Estupiñán.

Cinco adultos mayores de esta casa de acogida ya no desfilaron este año por quebranto en su salud.

Policías nacionales ayudaron a movilizarse a los adultos mayores en sus sillas de rueda. Apenas inició el desfile llegaron tres caballos para tres de los cinco personajes principales. Faltaron los guiadores de las diversas comparserías de la Mama Negra.

Dora Bedón y Mónica Guilcaso destacaron la alegría que irradian hacia la ciudad los adultos mayores en este desfile de la Mama Negra y resaltaron la necesidad de que los ciudadanos sean recíprocos visitándolos en los asilos.

“La mayoría no tiene un referente familiar y su mayor alegría es que los visiten”, comentó Guilcaso.

La religiosa prevé que esta comparsería se institucionalizará por la aceptación que ha logrado en los vecinos. “La edad no es un limitante para disfrutar de esta fiesta”, manifestó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *