Martes, diciembre 12, 2017
Inicio > Horizonte > Cuatro empresas privadas dependían de los vuelos de carga
Horizonte

Cuatro empresas privadas dependían de los vuelos de carga

COTOPAXI (I) | Las bodegas de El Pisque y Telemerc permanecen cerradas desde que Cargolux se mudó al aeropuerto de Tababela (Quito) a finales de junio de este año. Esas dos empresas manejaban la carga que transportaba esa aerolínea entre Latacunga y Europa.

Por: Redacción Cotopaxinoticias.com (I)

Latacunga (Cotopaxi). El Pisque se encargaba de estibar (distribuir de manera adecuada) las flores y otros tipos de carga de exportación que salían desde el Aeropuerto Cotopaxi. Y Telemerc ofrecía un espacio para que los importadores almacenaran temporalmente su carga traída del exterior mientras se realizaban los trámites de nacionalización de la mercadería en la Aduana.

Esas empresas no son las únicas que realizaban negocio y generaban empleo alrededor de los vuelos de carga. También estaban Airportsec, compañía de seguridad privada, y Emsa, proveedora de combustible y servicio en tierra a los aviones.

This slideshow requires JavaScript.

¿Cuántos empleados tienen esas
cuatro empresas y qué pasó con ellos?

Cotopaxi Noticias contactó el viernes (15 de septiembre de 2017) con El Pisque, pero una funcionaria informó que el representante de la empresa, Gabriel Solís, estaba de viaje fuera del país.

Extraoficialmente se conoció que El Pisque tenía alrededor de 30 empleados y que la cantidad fue mayor hasta hace un año en que también dejó de operar desde Latacunga la aerolínea de carga Centurion.

Airportsec tampoco se ha pronunciado. Daba seguridad con guardias y agentes a las instalaciones de El Pisque, revisaba la carga con rayos X y custodiaba los aviones en tierra. Empleaba a alrededor de 15 personas.

El viernes, un guardia se mantenía en la garita de ingreso a El Pisque desde la avenida Amazonas.

Según una nota publicada por Diario El Universo el 9 de julio, César Vallejo, representante de Telemerc, estimó que entre el 3 y el 5 de julio, 85 personas se quedaron sin empleo y temía que esa cifra aumentara por otras plazas que corresponden a empresas que brindaban otros servicios y actividades.

El sucesor de Cargolux no llega

El 11 de julio, funcionarios gubernamentales llegaron a Latacunga para anunciar que la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) entregó ese día el certificado de operación a la aerolínea colombiana de carga AerCaribe, con la finalidad de que opere desde el Aeropuerto Cotopaxi a partir de los próximos días. Sin embargo, los vuelos no se concretan.

El gobernador de Cotopaxi, informó este sábado que el presidente de la República, Lenín Moreno, tenía previsto firmar este domingo el decreto para el subsidio del 40% del combustible para las aerolíneas que vuelen en el Aeropuerto Cotopaxi.

González explicó que ese subsidio existía pero para el número 4 (categoría) de ruido de avión (por el tipo de motores), y que el nuevo decreto lo establecerá para la categoría 3, que corresponde a las aeronaves de Aercaribe.

Según el Gobernador, una vez firmado el decreto, el primer vuelo de Aercaribe aterrizará en Latacunga esta semana o en máximo 10 días.

Vuelos cortos a falta de vuelos largos

En julio, fuentes empresariales de la provincia dijeron a Cotopaxi Noticias que ven positiva la llegada de AerCaribe, pero explicaron que esa aerolínea se especializa en vuelos cortos. Es decir, es alimentadora de las aerolíneas que realizan viajes largos desde terminales aéreas grandes.

Según esas fuentes, AerCaribe llevará carga desde Latacunga, en especial flores de la Sierra centro sur, hasta el aeropuerto de Bogotá, en donde se la trasbordará a los aviones de las aerolíneas que vuelan hacia Estados Unidos, Europa y otros destinos largos. La diferencia es que Cargolux y Centurión (empresa que quebró) volaban directo desde Cotopaxi hacia suelo estadounidense o europeo, donde se vende la producción florícola de Ecuador.

Los aviones de AerCaribe son pequeños, con una capacidad para 20 toneladas (20 mil kilos), la quinta parte de lo que carga un avión de Cargolux (110 toneladas). Las fuentes empresariales explicaron que el negocio aéreo es rentable mientras mayor carga se mueve en un solo viaje, “caso contrario los costos operacionales son altos”.

Según las mismas fuentes, la carga que saldría desde Latacunga nisiquiera tendría que ser consolidada aquí, sino que se la consolidaría (empaquetaría) en Bogotá. Aquello restaría trabajo a la empresa que presta ese servicio en Cotopaxi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *