Martes, noviembre 21, 2017
Inicio > Senderos > Amor ¿Qué es?
Senderos

Amor ¿Qué es?

MUNDO (O) | Tal vez la definición, concepto o simple intuición de lo que es el amor para usted, o para mí, no lo sea para esa otra persona dueña de nuestro interés, es que el amor puede ser muchas cosas y a la vez no ser nada, basta con la simple confusión en la interpretación de “palabras o actos de amor” para que el mundo se descoloque y no se sepa cómo actuar.

Por Byron Quelal para Cotopaxinoticias.com desde Quito (O)

“…tu egoísmo y tu soledad
son estrellas en la noche de la mediocridad
y a mí me volvió loco tu forma de ser
tu egoísmo y tu soledad son joyas en el barro de la mediocridad”

Tal vez usted estimado lector, así como el que escribe este pequeño escrito, cuente con una canción o artista favorito,  seguro en este momento sin querer ha recordado esa melodía especial, ese extraño sentimiento en el pecho que le invita a entonar esa letra que probamente contenga su definición de amor.

Por mi parte he querido empezar este editorial, citando un fragmento de una conocida canción, ya que me he es inevitable recordar y hasta tararear el párrafo trascrito, pues, bajo mi opinión, describe de forma directa y concisa a la palabra amor.

Pero, he ahí el principal inconveniente, tal vez la definición, concepto o simple intuición de lo que es el amor para usted, o para mí, no lo sea para esa otra persona dueña de nuestro interés, es que el amor puede ser muchas cosas y a la vez no ser nada, basta con la simple confusión en la interpretación de “palabras o actos de amor” para que el mundo se descoloque y no se sepa cómo actuar.

Un ejemplo de las malas interpretaciones es el llamado “amor platónico”, pues, la mayoría de los individuos emplean el término en referencia a ese “amor imposible, lejano, difícil de alcanzar, casi parecido a una ilusión que nunca se podrá hacer realidad”, pero lo referido se encuentra a una larga distancia de la realidad, ya que para Platón el amor es la búsqueda incansable de la “Belleza”, que tiene como fin; conocer y contemplar la belleza en sí.

Ahora, si el amor es la incansable búsqueda de la belleza, es mediocridad, es a veces soledad, es locura o egoísmo, quiere decir que todavía se encuentra en una constante construcción emocional, y hay que sentirnos afortunados por eso, imagínense un amor ya acabado, terminado y que no tenga ya más nada que ofrecer; no me refiero a las relaciones de amor, sino al amor mismo, ese amor que nos reivindica hacer valientes (ayer fui a un café y una chica le declaraba su amor a su compañero, eran amigos de tanto años y pasaron a ser uno en cuestión de minutos, fue un ejemplo de que el amor es también decisión y esperanza).

En fin, creo que hay que rescatar y valorar el hecho de que el amor tenga muchas características y nulas definiciones, pues, somos nosotros los edificadores de una tesis, concepto o conocimiento propio, único e infinito sobre el amor, y créame estimado lector, que ese esfuerzo sentimental siempre será muy bien valorado, al fin y al cabo el amor también es voluntad, pues el ser humano la requiere si ambiciona triunfar en esa constante carrera en busca de esa belleza llamada felicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *